Publicidad

La firma española de zapatillas sostenibles, conocida antes como Wado, prosigue su expansión global. Está presente ya en 85 países, no solo de manera online sino también de forma física con presencia en 15 tiendas físicas de diferentes países de Europa y Asia.

Esto se traduce en la venta de 40.000 zapatillas y 4 millones de euros de facturación desde su fundación en marzo de 2018, con una cuota de mercado cuyo grueso se encuentra en países como Alemania (32%), UK (15%), Bélgica (11%), Países Bajos (10%) o EE.UU (7%), entre otros.

Equipo directivo de la firma

A estos países se le ha sumado, de forma sorprendente, Taiwán, que solo durante el mes de junio les ha encargado 700 pares de zapatillas para uno de sus retailers de calzado más importantes del país.

Publicidad

Solo durante la pandemia, la firma ha llegado a vender 4.100 pares de zapatillas, que les han reportado un crecimiento del 37% y más de un millón de euros de facturación en lo que va de año, llegando a incorporar a tres personas más a su plantilla.

Este aumento en sus ventas durante el confinamiento ha sido, en gran medida, por el cambio en los hábitos de consumo de los usuarios. “El e-commerce ha avanzado 3-4 años de golpe gracias a los 3 meses de confinamiento. Los usuarios pasaban más tiempo que nunca delante de las pantallas así que las posibilidades de venta se multiplicaban. En nuestro caso, durante la cuarentena, incrementamos especialmente las ventas de UK y de USA, explica Marta Llaquet, CEO de la firma.

Colección 100% vegana con el objetivo de plantar 100.000 árboles

Saye ha relanzado su cásico modelo 89 en versión vegana. Una nueva colección, inspirada en la estética ochentera que caracteriza la firma, que se compone de tres modelos en diferentes colores: “White”, “Caramel” y “Dark”.

Las zapatillas están confeccionadas con materiales respetuosos con el medio ambiente.  Las plantillas de las mismas están fabricadas con excedentes de la industria de la automoción, los cordones son de algodón orgánico, los refuerzos interiores con astillas de madera reciclada y la polipiel exterior y el forro interior están hechos con RPET, es decir, PET reciclado que proviene de botellas de plástico y otros objetos que se tiran al contenedor amarillo.

“La firma garantiza la trazabilidad de sus productos. Saye fabrica sus zapatillas en Portugal, y en todo el proceso, se promueve la igualdad de género y los salarios justos”, subrayan.

Además, siguiendo con su compromiso con la reforestación, por cada par de zapatillas que se vendan, Saye plantará dos árboles a través de la ONG “We Forest”.

La firma ha conseguido plantar hasta el momento más de 76.000 árboles en India, Zambia, Amazonas y Australia. “Nuestro objetivo es poder superar los 100.000 antes de 2021 con esta nueva colección”, comenta Llaquet.

Esta colección, de edición limitada, ya está disponible a través de su ecommerce mediante pre-venta. Una fórmula que permite a los primeros clientes beneficiarse de descuentos.

Publicidad