Publicidad

La firma española de calzado vegano y sostenible Momoc acaba de desarrollar unas zapatillas a base de piel de cactus, un material flexible, ligero, suave, resistente y muy gozoso al tacto, similar al cuero, que se extrae de la hoja de la chumbera.

“El cactus no se arranca de raíz, por lo que puede seguir viviendo y, gracias a su proceso de elaboración lo secan a temperatura ambiente, con lo que se reducen las emisiones de CO2. Si hace unos años la piña fue la fibra vegetal que revolucionó la industria de la moda sostenible, ahora es el cactus el material llamado a ocupar su lugar”, explica Gabriela Machado, creadora de Momoc.

Publicidad

El modelo Urban Cáctus está confeccionado íntegramente con materiales veganos y sostenibles. Además de la piel de cactus, el estampado animal utilizado en este modelo es un tejido fabricado con algodón reciclado, el forro es microfibra ecológica libre de cromo, que deja transpirar muy bien el pie, los cordones están elaborados con hilo reciclado y la suela está hecha con neumático reciclado.

La utilización de materiales sostenibles e innovadores es una constante en Momoc, que ya ha experimentado con fibras procedentes de la piel de piña o a partir de botellas de plástico recicladas.

“Por cada par de zapatos adquiridos en Momoc, ahorramos 12.000 gramos de emisiones de C02 a la atmósfera, 8.000 litros de agua y 0,02 kws de electricidad; además, donamos el 2% de nuestros beneficios a organizaciones sin ánimo de lucro (Rainfer y Reforestum) cuyo objetivo es la reforestación y la reintegración de los animales en su hábitat natural”, concluye el comunicado.

Publicidad