Publicidad

Marcando el regreso de Salvatore Ferragamo al programa “menswear” de Milán, el director creativo Paul Andrew se embarca en una exploración lúdica de la naturaleza cada vez más diversa, fluida y libre de identidades masculinas contemporáneas.

Paul Andrew explica: “En este primer show de Ferragamo en la nueva década he querido usar el lenguaje de la moda para preguntar: ¿A qué se parece la masculinidad en 2020? Para encontrar respuestas, empezamos estableciendo seis arquetipos masculinos “alfa” – Empresario, motociclista, piloto de carreras, marinero, soldado y surfero”.

Publicidad

Y prosigue: “Luego fabricamos sus atuendos aplicando la artesanía tradicional de Ferragamo guiada por una actitud decididamente inconformista. A la orden del día está conservar la estética del uniforme mientras se subvierten las suposiciones que una vez se le impuso. Para ello utilizamos materiales lujosos táctiles y fluidos que combinan nuestras seis categorías masculinas”.

“Las prendas te definen: usadas con pensamiento y libertad pueden incluso redefinirte si se usan como instrumentos para experimentar, evolucionar y transformar. Este poder en manos de la ropa es algo que veo algo mucho más en la ropa de mujer: quería crear ropa y accesorios para el cambio en un contexto muy masculino. Un hombre hoy en día no está obligado a asumir un solo papel establecido: puede ser multitud y cambiar su identidad en cualquier momento que desee. Esa es la libertad que queremos explorar en 2020”, concluye.

Zapatos

Siguiendo la filosofía de Ferragamo ‘toe to head’, esta colección se basa en el calzado. Esta incluye botas hechas en banco cuyas partes superiores de cuero se combinan con el tejido de la prenda que se lleva arriba, con suelas de cuero cuoio de triple capa con accesorios cuadrados y el semental Gancini.

Las botas ‘biker’ y ‘army’ cuentan con un V-lug de alta flexibilidad (inspirado en el zapato Ferragamo de archivo de 1949) con un empeine híbrido con cordones y botas Chelsea.

 

Publicidad