Publicidad

La primera colaboración de Desigual y la diseñadora española María Escoté se adentra en un universo lleno de color, urbano y kawaii donde las protagonistas son las flores. Una colección casual, pasional y enérgica para este próximo otoño.

Después de colaborar con nombres como Monsieur Christian Lacroix o Miranda Makaroff llega la colaboración con María Escoté en una exploración hacia el mundo más urbano. Chándales, “total looks” denim, vestidos ajustados o jerséis XXL combinados con accesorios como la mini mochila o el bolso “bowling”.

Publicidad

“Mi intención fue trasladar la década en la que yo conocí a Desigual, que fueron los 90 y fue cuando tenía mi carpeta llena de dibujos manga. Yo siempre he sido una fan del mundo asiático, del manga y del kawaii”, comenta María Escoté.

Y añade: “Lo que me atrajo y me gustó de Desigual desde que nació la marca fue su lenguaje cromático, que realmente es muy parecido al mío y, en este sentido, hablamos el mismo idioma”.

Publicidad
Artículo anteriorMicam ya tiene más de 500 expositores confirmados
Artículo siguienteMadrid es Moda pone el énfasis en la moda de autor