Publicidad

La diseñadora apuesta por un sistema de preventa con el objetivo de promover un modelo de consumo más reflexivo y sostenible. La colección de primavera, La llavor del canvi (La semilla del cambio), es la consecuencia de la pandemia que estamos viviendo. “Apostamos por sembrar la semilla de un cambio revolucionario en el mundo de la moda que reproduce un modelo de consumo destructivo por su falta de ética y responsabilidad social y ambiental. Un cambio que pone en el centro los valores esenciales como el respeto a las personas y al medio ambiente”, subraya la diseñadora.

Es por este motivo que la marca apuesta por un formato 100% de preventa en esta colección, promoviendo así la compra más pausada y reflexiva.

“La compra anticipada favorece un modelo más sostenible ya que evita la sobreproducción y la acumulación de stocks innecesarios. La producción bajo pedido hace posible que nuestra propuesta de moda ética sea más asequible manteniendo la calidad y las condiciones de trabajo de todas las personas que participan en la confección de cada pieza”, añade.

Publicidad

También han querido hacer un homenaje a las trabajadoras sociosanitarias que han estado en primera línea desde el inicio de la pandemia con una dignidad y vocación impresionantes.

Publicidad
Artículo anteriorEl Marketplace virtual del proyecto Clamtex desarrolla su primera sesión técnica
Artículo siguienteMyclah elige España para iniciar su internacionalización