Publicidad

La marca italiana especializada en moda masculina contemporánea ha cerrado el primer cuarto del año fiscal de 2022 con un crecimiento en ingresos del 22.3%, alcanzando 23,6 millones de euros en ventas, frente a los 19,2 millones de euros del mismo periodo de 2021.

Los resultados de los primeros meses de este año han sido impulsados por los tres principales canales de venta de la marca: minorista, mayorista y comercio electrónico, en línea con los resultados del último trimestre de 2021.

El sector de la venta al por menor registró un aumento de los ingresos de +46% en el primer trimestre. La marca cuenta con dos nuevos escaparates: la flagship store de Milán, situada en Corso Buenos Aires, reabrió en febrero con un nuevo concepto, concebido por PLS Design con el fin de potenciar el aspecto experiencial de la compra, que se consigue favoreciendo el uso de materiales reciclados y ecosostenibles, centrándose en el ahorro de energía y en el uso de recursos.

Publicidad

El estilo minimalista de la colección también está presente en la apertura de Alicante, una localización estratégica en España gracias al turismo nacional e internacional. En España, esta nueva apertura es la número catorce de la marca, y cuenta con una superficie de 131m2 dentro del centro comercial Plaza Mar Shopping Centre.

El canal mayorista también cerró el trimestre con un crecimiento del 17%, demostrando su solidez tras la incertidumbre provocada por la pandemia de los últimos dos años.

En cuanto a las ventas en antonymorato.com, el primer trimestre de 2022 registró un aumento del 29% en comparación con el mismo periodo de 2021, superando las previsiones que indicaban un salto del 15%. Este signo positivo sugiere un crecimiento continuado para el resto del año, apoyado por una serie de medidas que permitirán al canal online rendir más eficientemente a través de las nuevas tecnologías, y aumentar la satisfacción del cliente gracias a los nuevos servicios que facilitarán los cambios de talla y las devoluciones.

Como confirmación de la visión a largo plazo de la marca, tras la inauguración del centro logístico de Castel San Giovanni (PC) en 2019, que gestiona más de 5 millones de prendas al año en sus 18.000 m2 de superficie respetando los más altos estándares de sostenibilidad medioambiental, se está preparando una nueva sede en Nápoles.

«Cerramos este primer trimestre con resultados muy positivos que superan nuestras expectativas en los tres canales de venta. Esto confirma que la marca atraviesa un periodo excelente y muy optimista, y nos anima a seguir con nuestro plan de crecimiento tanto en Italia como internacionalmente», concluye Lello Caldarelli, CEO de Antony Morato.

Publicidad
Artículo anteriorPresentada la quinta Semana de la Moda Baño MFB
Artículo siguienteLa marca española Niza adquiere la firma Dolores Promesas