Publicidad

La firma llega a Barcelona con la inauguración de su primera tienda física en Cataluña. Lo hace el 18 de septiembre en el centro comercial L’illa.

La decoración del espacio está inspirada en el universo skater e incluye pantallas que muestran el característico contenido audiovisual de naturaleza, deporte y aventura que representa a la marca.

Publicidad

Todo esto junto a prendas sostenibles, minimalistas y que llevan su característica X. La localización, por su parte, se debe a que gran parte de su comunidad es catalana. Y esto no solo se refleja en las redes sociales, sino también en las visitas a la web, ya que cerca de un 10 % de estas se atribuye a Cataluña.

El crecimiento de Blue Banana forma parte de la estrategia omnicanal que comenzó hace casi un año con la apertura de su primera tienda física. El reto permitió a la marca cerrar el 2020 con una facturación superior a los 4 millones de euros, cantidad que prevé duplicar en el cierre de 2021.

Ahora llegan a Barcelona, pero el objetivo es abrir en los próximos meses en otras dos capitales: Sevilla y Valencia. No obstante, la expansión no acaba ahí, pues Blue Banana planea consolidarse en Francia y Alemania —donde ya opera— y comenzar a vender en México y Andorra, además de en otros países de Europa.

Publicidad
Artículo anteriorArranca Momad
Artículo siguienteEspaña y Colombia refuerzan sus relaciones comerciales bilaterales