Publicidad

Desigual suma un nuevo establecimiento en Japón con la apertura de su tienda número 22 en el país. La marca ha abierto las puertas de su nuevo establecimiento en Chuo Dori Street, en el barrio de Ginza, una de las arterias comerciales más premium de la ciudad de Tokio. Con esta apertura, Desigual da un paso adelante en su apuesta por Japón, un mercado clave para la compañía y el primero en el que inició el despliegue internacional de su nueva imagen corporativa.

La nueva tienda de Ginza, que cuenta con tres plantas, pone a la venta las categorías de producto Mujer, Calzado, Accesorios y Hombre, con un claro protagonismo para la categoría femenina y una apuesta por los complementos, el calzado y las mochilas. La experiencia de compra de Desigual se materializa a través de un trato más personalizado, una disposición más cualitativa del producto y “total looks” Desigual que permiten combinar distintos productos de la marca.

Un espacio con acabados premium y detalles urbanos a través de una fachada de vidrio de acabado metálico cubierta por una segunda piel metálica, con unas “D” invertidas que mimetizan las “D” del logo de Desigual, visualizando la nueva identidad corporativa de la marca.

Publicidad

En el interior, la tienda presenta un concepto urbano-contemporáneo, con acabados neutros que alternan el cemento en crudo, pequeños acentos metálicos y el color block. El claro protagonista de este espacio es el techo, con una sucesión de luces que crean una retícula de Tetris haciendo un guiño a la cara más divertida de Tokio. La última planta presenta un espacio más futurista que rompe con el diseño anterior a través de una caja metálica en la que se expondrán colaboraciones y prendas icónicas de la marca.

A la apertura del local se suma el lanzamiento de una colección cápsula inspirada en el estilo de Ginza con cortes limpios, patrones unisex y protagonismo del blanco y el negro. Una edición limitada que se venderá exclusivamente en este nuevo emplazamiento junto con una serie de ocho chaquetas icónicas únicas en el mundo, confeccionadas a mano en el taller de Desigual en Barcelona.

La estrategia de crecimiento de la compañía en este mercado pasa por tres pilares que contemplan la expansión omnicanal, las nuevas aperturas en ubicaciones estratégicas y los acuerdos con socios locales. “Nuestros planes pasan por abrir tiendas propias en ubicaciones premium, es decir, en las principales arterias comerciales de las ciudades más importantes, elevando el posicionamiento y valor de la marca Desigual. Además, queremos expandir nuestra presencia en ubicaciones secundarias de la mano de socios locales, estableciendo sinergias que nos permitan estar más cerca de los consumidores” explica Balazs Krizsanyik, “country manager” Asia para Desigual.

La apertura de Desigual en Ginza se suma al “restyling” de su “flagship” ubicada en el barrio de Harajuku (Tokio) y a la apertura de su tienda en la ciudad de Nagoya, ambas realizadas en otoño de 2019. Japón es el quinto mercado más importante por volumen de ventas y el primero fuera de Europa para Desigual.

La compañía cerró 2019 con una facturación de 26,7 millones de euros en este mercado, lo que supone un incremento del 5,3% respecto a 2018.  Desde que aterrizó en el país en 2011, la cifra de facturación del mercado japonés ha incrementado más de un 475%.

Desigual emplea a 145 personas en Japón y cuenta con un total de 22 tiendas. Además, un 17% de la facturación total en este mercado provino en 2019 del canal online gracias a un crecimiento del 23% en Desigual.com y e-tailers, en comparación con 2018. En línea con las prioridades de negocio de la compañía, entre las que destacan el estar más cerca del consumidor y la digitalización, “en los próximos tres años, Desigual se plantea que el 30% de las ventas en Japón se realice a través de los canales online”, afirma David Sgreccia, “geographies business director” para Desigual.

Publicidad