Publicidad

La firma ha celebrado la primera edición del Innovation Day, un evento dirigido a continuar impulsando la innovación como uno de los ejes principales de su estrategia de negocio. “Con esta primera jornada dirigida a la plantilla, el objetivo es conseguir que la innovación cale en todas las personas que forman parte de la organización e intensificar el flujo de conocimiento e ideas”, subrayan.

Desde el lanzamiento de la aceleradora de startups, Awesome Lab, en octubre de 2021, la compañía sigue apostado por un modelo aperturista que les ayude a seguir transformándose en esta nueva etapa de crecimiento. Organizada de la mano de Plug and Play, el Innovation Day ha contado con la presencia de DressX, la tienda de moda digital con colecciones de ropa en 3D o Amazon Web Services, el servicio de productos en la nube de Amazon. Un workshop sobre design thinking y dos paneles protagonizados por startups centrados en el metaverso y la sostenibilidad completaban la agenda del día.

Publicidad

Medir el impacto medioambiental y pasar al mundo digital

La tarde comenzó con la mesa redonda de sostenibilidad que contó con la participación de las empresas emergentes Recovo –market place de stock textil-, Bcome -plataforma de recopilación de datos del impacto medioambiental del sector textil- y Ecodicta -suscripción mensual para extender la vida útil de las prendas a través de alquiler-.

Las representantes de las tres empresas hablaron de cómo la sostenibilidad es algo más que una tendencia de marketing es una nueva manera de entender la industria de la moda. Como explicaba Patricia Fernández, CMO de Bcome, la propuesta de valor de muchas marcas se vincula cada vez más al impacto que tienen.

Por su parte, Mónica Rodríguez, CEO y co-founder de Recovo, hablaba de la necesidad de que las marcas visibilicen el proceso de producción de una prenda sostenible para que el consumidor final pueda reconocer su valor, porque ahora se relaciona solo con materiales reutilizados.

Mercedes García, co-founder de Ecodicta, hablaba de que podemos aprender de la durabilidad de las prendas y entender que la moda sostenible no es cara, es el precio que debe tener una prenda. La última mesa de la tarde se centró en el metaverso que se está volcando cada vez más con el mundo de la moda y viceversa.

Riccardo Zanini, co-founder de The Nemesis, Melissa Mcdermott, director of growth de Bluebite y Cai Felip, CEO de Union Linking Realities, hablaron de que, aunque en el sector de la moda nunca desaparecerá el producto físico, contar con digital assets añadirá valor a lo que las marcas ofrecen a los consumidores. Los tres responsables coincidieron en que el metaverso es diferente de la realidad y no debe replicarla.

En lo relativo a la industria de la moda, la experiencia de los usuarios debe ser diferente, no se puede ofrecer lo mismo que en el mundo real y eso representa una oportunidad. No sólo a nivel de cercanía con el cliente o nuevas fuentes de ingresos, sino también como una forma de tomar mayor conciencia y responsabilidad del impacto en el planeta y la sociedad, una nueva oportunidad de conectar con el ecosistema que nos rodea.

La idea principal es que, aunque actualmente aún queda mucho por desarrollar y aprender en relación con el metaverso, las marcas de moda tienen que empezar a hacer pequeñas incursiones y estar presentes en las plataformas que más se ajusten a sus necesidades.

Publicidad
Artículo anteriorFuturmoda pone el énfasis en la sostenibilidad
Artículo siguienteViktor&Rolf presenta el primer desfile mundial de su línea nupcial en BBFW 2022