Publicidad

Desigual ha puesto en marcha la implementación de su renovada identidad de marca, presentada el pasado mes de junio en Barcelona, en su red internacional de establecimientos y lo ha hecho reabriendo las puertas de una de sus tiendas icónicas en la ciudad de Tokio, situada en el barrio de Harajuku, popular centro neurálgico de la moda en la ciudad.

La que fuera la primera tienda de Desigual en Tokio, inaugurada en 2012, ha vuelto a abrir las puertas al público tras un “restyling” con el que adopta la nueva imagen de marca y experiencia de compra inmersiva que propone la compañía.

Establecimiento de la firma en Tokio

Con un total de 18 tiendas propias, Japón representa para Desigual el quinto mercado más importante por volumen de ventas y el primero fuera de Europa. Desde que la marca aterrizó en Japón su facturación ha crecido más de un 400%, ha cuadruplicado su tamaño, pasando de 4,6 millones de euros en 2011 a 25,1 millones de euros en 2018.

Publicidad

Entre los meses de enero a julio de este 2019 ha experimentado un crecimiento del 11% en comparación con el mismo periodo del pasado 2018, alcanzando los casi 16 millones de euros. Además, el comportamiento de las ventas del canal online ha registrado un aumento del 29% durante este mismo periodo. En total, Desigual emplea a 137 personas en el país y cuenta con una superficie comercial de 5.161 m2.

La reapertura de esta tienda en Tokio supone la puesta en marcha de la implementación de la nueva imagen de marca de Desigual a nivel internacional, cuya materialización se visualizó por primera vez en el “flagship” que la compañía abrió el pasado mes de junio en Barcelona, tras el “restyling” de su establecimiento de Portal de l’Àngel. Está previsto que el despliegue de la nueva marca en la red internacional de tiendas se desarrolle a lo largo del próximo 2020, una vez completada ya su implementación en todas las plataformas digitales.

Japón representa para Desigual el quinto mercado más importante por volumen de ventas

Desigual tiene entre sus planes para Japón seguir potenciando el mercado que en el pasado 2018 superó los 25 millones de euros. Para ello, y tal y como explica Balazs Krizsanyik, “country manager” de Japón para Desigual, la compañía se focalizará en la expansión de la distribución omnicanal, en el incremento de la visibilidad y conocimiento de marca -a través de nuevas aperturas y acciones de comunicación innovadoras, inversiones a nivel digital y la mejora de la excelencia en el servicio, entre otras- y en el cierre de importantes acuerdos comerciales con socios locales en “department stores” y operadores de franquicias.

Publicidad