Publicidad

El aeródromo con la terminal más grande del mundo alberga una nueva tienda de Salvatore Ferragamo.

De esta forma, la marca reafirma su apuesta por expansionarse en el mercado asiático.

Publicidad

El espacio, decorado con signos italianos y de la casa Ferragamo, se mimetiza en las instalaciones modernas y futuristas del recinto aeropuertuario.

Publicidad
Artículo anteriorModa sostenible y ética en Re-Barcelona
Artículo siguienteNuevo estudio de Isabel Zapardiez en San Sebastián