Publicidad

En un contexto como el actual, en continuo cambio y en el que la venta online está cobrando cada vez más importancia, conocer las proporciones y medidas de las personas aporta un gran valor a las industrias del textil y el calzado a la hora de diseñar sus productos y abordar nuevos mercados.

Así, los datos antropométricos de la población aportan un gran valor en la etapa de diseño y evaluación de productos, adecuando las tablas de tallas y maniquíes físicos a las dimensiones actuales la población infantil, sobre todo cuando se pretende abordar nuevos mercados.

Por ello, el Instituto de Biomecánica (IBV) ha adaptado sus herramientas para la gestión y el uso de datos antropométricos a la población más joven para apoyar a las empresas de confección infantil, desarrolladas en el proyecto 3D-body-hub, financiado por el IVACE de la Generalitat Valenciana y los fondos FEDER.

Publicidad

Para ello, se ha contado en la tercera anualidad de este proyecto con la colaboración de cuatro pymes del sector, como son Tutto Piccolo, Ramon Espi, Cambrass y Amaya, con las que se ha llevado a cabo distintos casos de uso para garantizar la utilidad de las soluciones tecnológicas desarrolladas.

A través de este trabajo, IBV ha podido actualizar los algoritmos de extracción de medidas y procesamiento de datos, así como definir nuevos protocolos adaptados a este grupo de población.

“Más allá de las métricas simples, con estas herramientas se pueden obtener datos más complejos, como curvaturas, proporciones, áreas o volúmenes, que ayudan a las empresas a mejorar el diseño de los productos para hacerlos más adaptables y cómodos”, asegura el director de Innovación en Indumentaria de IBV, Juan Carlos González. Y es que adecuar las tablas de tallas y maniquíes físicos a las dimensiones actuales permite incrementar las ventas y reducir las devoluciones online de ropa y calzado.

El proyecto 3D-body-hub, destinado a la innovación en el diseño de productos, se puso en marcha hace tres años con la finalidad de construir una infraestructura digital para la gestión de información antropométrica de la población mundial que posibilite la utilización y el intercambio seguro de estos datos entre organizaciones, empresas y usuarios.

Nuevas tecnologías para unos productos óptimos

Asimismo, el Instituto de Biomecánica realizó recientemente junto con la Asociación Española de Productos para la Infancia (ASEPRI) el seminario Optimización del ajuste en la confección de prendas. Con esta formación se dieron a conocer a todas las empresas del sector los resultados de las investigaciones y las tecnologías informáticas diseñadas para aprovechar la información antropométrica existente, así como la incorporación de nuevos datos procedentes de campañas en curso.

Finalmente, el proyecto 3D-body-hub (IMDEEA/2021/26) está financiado por el programa 2021 de ayudas del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) dirigida a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas, cofinanciado por fondos FEDER dentro del Programa Operativo de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

Publicidad
Artículo anteriorPitti Immagine Uomo y Revolver Copenhague renuevan su colaboración
Artículo siguienteAsepri anuncia que la reducción del IVA de algunos productos infantiles está en manos del Parlamento Europeo