empresas de amec
Publicidad

Una encuesta llevada a cabo por el Consejo Intertextil Español (CIE) constata que casi el 100% de las industrias textiles se han visto gravemente afectadas por el incremento de los precios en energía, materias primas y transporte.

La llamada “crisis del suministro de energía” está afectando de manera grave y masiva al equilibrio financiero de las empresas textiles en España. A esto se suma un incremento también difícil de asumir, de las materias primas y del transporte de mercancías.

Para poder tomar el pulso de la situación, el Consejo Intertextil Español ha preguntado a las empresas por su situación.

Publicidad

Casi la totalidad de los encuestados, en concreto el 93% de las 70 empresas que respondieron el cuestionario, manifiestan sufrir los efectos del incremento de precios en energía. Un 97% acusa la subida de los costes de la materia prima, mientras que el 70% aseguran verse perjudicados por los precios del transporte.

Preguntados por el incremento medio de los costes energéticos, las empresas textiles afirman pagar un 72% más, especialmente en gas y electricidad.

Por otro lado, el incremento de costes de las materias primas ha ido acompañado de una escasez de abastecimiento en casi un 83% de las empresas encuestadas, lo que ha provocado un retraso considerable en la producción de los productos. Además, aseguran que el precio de las materias primas ha aumentado un 33%.

Los precios del transporte de mercancías, por las nubes

La encuesta desvela otro dato que las empresas textiles consideran inquietante. Los costes del transporte de mercancías, especialmente los fletes marítimos, ha aumentado un 234%. A esto, manifiestan los encuestados, hay que añadir grandes retrasos en los plazos debido a la falta de disponibilidad de contenedores en los puertos.

La muestra también refleja que la mayoría de las empresas textiles, el 73%, ha optado por asumir los incrementos en sus balances, repercutiendo solamente el 32% de los costes extra en los precios finales, mientras que un 8% dice haber absorbido totalmente el sobrecoste sin cambiar los precios, aunque afirman que, de mantenerse esta situación, en un futuro se verán obligados a elevar los precios para los consumidores.

Casi la totalidad de los encuestados, en concreto el 93% de las 70 empresas que respondieron el cuestionario, manifiestan sufrir los efectos del incremento de precios en energía

Ante estos datos, el Consejo Intertextil Español (CIE) reitera la petición de la patronal textil europea, EURATEX, de pedir medidas urgentes a las autoridades europeas y nacionales para que apoyen a las empresas del sector textil. En este sentido, el presidente de CIE, Manuel Díaz, ha manifestado que “el resultado de la encuesta demuestra que la recuperación del sector está en peligro”.

La crisis del incremento masivo de precios representa un nuevo revés para la industria textil que, hasta ahora, empezaba a mostrar claros síntomas de recuperación después de la pandemia del COVID-19. Según Díaz, “las magnitudes a las que están llegando los precios energéticos, de transporte y materia prima para la producción suponen un serio revés justo cuando comenzaba a vislumbrarse un periodo de recuperación. Ante este panorama los industriales no tienen más remedio que subir los precios y esto repercutirá negativamente en las economías familiares. Es imprescindible que desde las Administraciones se apliquen medidas de carácter urgente, porque la situación afecta a todos los sectores de la industria”.

Publicidad
Artículo anteriorChic Shanghai pondrá el énfasis en la sostenibilidad y la digitalización  
Artículo siguienteLa convergencia entre el mundo offline y online, principal reto del retail