Publicidad

Los presidentes de los sectores del clúster cerámico (ASCER, ANFFECC y ASEBEC); de otros sectores industriales como el Consejo Intertextil Español, Càndid Penalba, y el presidente de CEV, Salvador Navarro, han mantenido una reunión con el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, acerca de la reforma del sistema gasista que está llevando a cabo la CNMC.

La reunión ha servido de punto de partida para sentar las bases de una colaboración y disponibilidad máxima. De hecho, se trabajará en un informe de energía en el que se podrán conocer mejor las inquietudes de los distintos consumidores. El presidente de la CEOE ha expresado su compromiso en ser neutral en este asunto de envergadura para el futuro de la competitividad del sector cerámico y la industria. Garamendi ha recalcado que es defensor de la industria y que, por tanto, comparten los mismos intereses.

El presidente de la patronal textil española ha incidido en la desventaja competitiva que supone para el sector textil unos peajes gasísticos superiores al resto de países europeos

El presidente de ASCER ha explicado la necesidad de reducir los costes energéticos en la industria, precisamente en un país en el que se pagan los peajes un 45% por encima de la media de la Unión Europea.

Publicidad

El presidente de la patronal textil española ha incidido en la desventaja competitiva que supone para el sector textil unos peajes gasísticos superiores al resto de países europeos, lo cual incidiría muy negativamente en la supervivencia de las hilaturas, tintes y acabados indispensables para mantener la industria textil en España.

La reunión ha servido de punto de partida para sentar las bases de una colaboración y disponibilidad máxima

“Los peajes deben reducirse para mejorar el precio final y no castigar la competitividad de la industria. Un industrial español paga de media por los peajes un 45% más que sus homólogos europeos”, subrayan desde el CIE.

“Mientras que la media de exportación de los grandes consumidores de gas es del 40 % de su producción, en el sector cerámico este porcentaje es de más del 75 %, al igual que ocurre en la industria textil español, afectándoles en su competitividad a los referidos sectores el precio del gas más que al resto de la industria”, concluye el comunicado.

Publicidad