Publicidad

Unos 400 ejecutivos de las empresas industriales internacionalizadas han analizado en el Fórum amec cómo debe ser la empresa de 2030 y cómo anticiparse a los nuevos escenarios de competitividad.

El presidente de amec, Pere Relats, ha abierto el Fórum enmarcando el escenario al que las empresas ya tienen que hacer frente hoy: “Las desigualdades provocadas por la crisis y la disrupción tecnológica que conlleva dudas sobre el futuro del trabajo generan propuestas y actuaciones políticas cortoplacistas”. Estas actuaciones han llevado en el terreno internacional a grandes tensiones geopolíticas que “acaban generando más incertidumbre y más barreras para la internacionalización de las empresas”.

Al Fórum han asistido unos 400 ejecutivos de las empresas industriales

Relats ha destacado también otras tendencias de fondo que, a pesar de haber sido detectadas desde hace tiempo, están ahora pasando por delante del resto: “La exigencia de un modelo productivo y de consumo que asegure el futuro del planeta está día sí y día también entre los principales debates en los medios de comunicación, exigiendo a las empresas nuevas soluciones tecnológicas que no siempre están disponibles, al menos a corto plazo”.

Publicidad

El envejecimiento de la población en Europa y en China también pone en evidencia la sostenibilidad del modelo económico. Otros cambios sociales vienen dados por la exigencia de una igualdad real de oportunidades para la mujer y de que los jóvenes les interesan cosas muy diferentes y tienen otra forma de consumir, tal y como ha citado Relats. “En este entorno volátil e incierto se necesitan nuevos liderazgos empresariales que sean capaces de gestionar la ambigüedad y la complejidad para transformar sus organizaciones”, ha remarcado el presidente de amec.

Para Relats, “las empresas que sobrevivan y aprovechen las oportunidades que generan estas tendencias no serán aquellas que se obsesionen en consolidar posiciones, sino aquellas que sean capaces de adaptarse continuamente o aportar ideas rompedoras ante los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad“. En este sentido, ha subrayado la necesidad de “disponer de instrumentos de prospectiva que permitan detectar señales de cambios disruptivos para dibujar escenarios futuros”.

Disrupciones tecnológicas y geopolíticas

Precisamente, de Las disrupciones tecnológicas y geopolíticas han hablado en el diálogo que ha abierto el fórum el experto en inteligencia y seguridad Pedro Baños y el experto en Innovación y Transformación Digital, Xavier Ferràs. Baños ha incidido en los cambios geopolíticos y el nuevo liderazgo mundial: “China ha comenzado habilitando la nueva Ruta de la Seda terrestre, tras la Ruta de la Seda marítima, con la ayuda de Italia que le ha facilitado los puertos de entrada en Europa, y ahora está habilitando la Ruta de la Seda tecnológica”. En este sentido, Ferràs ha remarcado que “sí existe una intervención de los Gobiernos en los mercados, en el momento que están dedicando grandes inversiones en tecnología” como el caso de EEUU a la Nasa, y China a Huaweii, un conocimiento que luego se transmite al resto de sus empresas, mucho más competitivas.

Baños y Ferràs han coincidido en la gran necesidad de soluciones coordinadas a nivel global y no de país ante la irreversible cambio climático, las grandes transformaciones demográficas, geopolíticas, tecnológicas y las desigualdades crecientes.

Las empresas han de ser capaces de adaptarse continuamente o aportar ideas rompedoras ante los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad

En las dos siguientes mesas de debate, moderadas por los Secretarios Generales de Fomento del Trabajo, David Tornos, y de Pimec, Antoni Cañete, las empresas han explicado en primera persona cómo se están adaptando a las nuevas tendencias y escenarios de competitividad y qué metodología y herramientas de prospectiva utilizan para poder adelantarse y adaptarse de la mejor manera a lo que está viniendo.

Tal y como han explicado en el Foro los responsables de Innovación de Ferrovial, Juan Elizaga, y de Estrategia de Mango, Carlos Costa, hay que “estar atento a las nuevas tendencias” y “reaccionar rápidamente, apoyándose en las nuevas tecnologías”. La competitividad se mide ahora en muchos más frentes que poco tiempo atrás: “Un crecimiento del 5% del mercado en China equivale a todo el mercado español”, ejemplificó Costa, que ha explicado que el aumento del comercio online transformará su modelo de negocio en sólo dos años.

Para el director general Comercial de Nueva Pescanova, Sergio Elizalde, el reto es responder a las diferentes exigencias de cada mercado, cada uno muy diferente del otro. Un común denominador sí es eliminar el uso del plástico, lo que supone “una revolución para todas las empresas”, que ya están tomando medidas, tal y como han explicado Elizalde y Costa.

Publicidad