Publicidad

Euratex presenta ReHubs, una iniciativa conjunta para reciclar desechos textiles y materiales circulares en toda Europa. El objetivo es crear cinco hubs para procesar residuos textiles y que se conviertan en centros de coordinación europeos.

El modelo de negocio textil lineal tradicional (desde materias primeras hasta productos y posteriormente residuos), da como resultado un alto consumo de materias primas y generación de residuos, lo que contribuye significativamente al gran impacto ambiental negativo de la industria textil global.

Si bien la ropa es solo una de las aplicaciones de diversos textiles, la producción y el consumo de ropa a nivel mundial se han duplicado en los últimos quince años, generando un mayor desperdicio.

Publicidad

Incluso si la cantidad de residuos textiles recogidos por separado en Europa ha aumentado en los últimos cinco años de un estimado de 2 millones de toneladas en 2014 a 2,8 millones de toneladas en 2019, se espera que este volumen aumente sustancialmente una vez que se ponga en práctica la legislación de la UE sobre residuos a finales de 2024.

En menos de cuatro años, los residuos textiles se recogerán por separado y podrían sumar una cantidad de entre 4,2 y 5,5 millones de toneladas, lo que, idealmente, debería tratarse dentro de la UE. Para los residuos textiles no recolectados, actualmente no existen soluciones viables de reutilización, ni alternativas a la incineración o al vertedero, lo que se traduce en un abandono. Simplemente no existe un plan a gran escala en Europa para gestionar todos los flujos de residuos textiles.

“La industria textil europea es conocida por sus productos de alta calidad y está a la vanguardia en el cambio hacia la circularidad. Las empresas ya han estado invirtiendo e introducido la circularidad tanto en la producción como en los productos. Sin embargo, la mayoría de las soluciones que ya están en el mercado o en la etapa de I + D representan una parte pequeña de sus modelos comerciales. Las empresas se enfrentan a barreras financieras y tecnológicas que no pueden abordar solas y, por lo tanto, necesitan colaboración en todas las cadenas de valor”, subrayan desde Euratex.

Y añaden: “En consonancia con las ambiciones de la UE del Pacto Verde y la transición a la economía circular, la colaboración puede convertir un problema de residuos de la sociedad en una oportunidad de negocio para las pymes europeas y las grandes empresas, así como una nueva fuente de creación de empleo en Europa”.

Por lo tanto, Euratex, la Confederación europea de prendas de vestir y textiles, propone el desarrollo y la puesta en marcha de Centros europeos de reciclaje de textiles (ReHubs).

Publicidad