Publicidad

A pesar del apoyo de la industria a las sanciones vigentes contra Rusia, Euratex destaca que las empresas corren el riesgo de detener su producción si los precios de la energía y el gas continúan aumentando.

La crisis energética que comenzó a finales del año pasado se ha ido agravando en la última semana. Los precios de la energía, el gas y el petróleo se han disparado. Según Reuters, los precios de referencia del gas europeo en el centro holandés TTF aumentaron un 330 % el año pasado, mientras que los contratos de referencia de energía en Alemania y Francia se han más que duplicado.

“La industria textil y de la confección se enfrenta a una situación sin precedentes. Muchas empresas están considerando cerrar la producción debido a los costos de energía”, subrayan desde Euratex.

Publicidad

Euratex apoya las medidas tomadas por la UE en el conflicto ucraniano-ruso, pero pide a la Unión Europea y a los Estados miembros que compensen la situación apoyando a sus industrias: “Las empresas necesitan acceso a la energía a precios razonables, ya sean subsidios, eliminación de impuestos ambientales o IVA de las facturas y precios máximos. Es necesario acelerar el paso a fuentes de energía renovables y más limpias para garantizar una menor dependencia. Pero es un proceso largo que no se puede lograr en los próximos meses. Es por eso que Europa debería considerar urgentemente las opciones disponibles para controlar tales shocks del mercado”, concluyen.

Publicidad
Artículo anteriorNoticiero Textil marzo 2022
Artículo siguienteMango cesa temporalmente sus operaciones en Rusia