Publicidad

La iniciativa ReHubs de EURATEX planea perseguir el reciclaje fibra a fibra de 2,5 millones de toneladas de residuos textiles para 2030. Según ReHubs Techno Economic Master Study (TES), la industria del reciclaje textil podría generar en Europa alrededor de 15.000 nuevos puestos de trabajo directos para 2030 y aumentar la necesidad de operaciones de proximidad y relocalización de la fabricación textil.

La industria del reciclaje textil en Europa podría alcanzar beneficios económicos, sociales y medioambientales de entre 3.500 y 4.500 millones de euros en 2030.

Transformar residuos en materia prima se ha anunciado como el primer proyecto respaldado por ReHubs y con el objetivo de construir una primera instalación con capacidad de 50.000 toneladas para 2024.

Publicidad

Transformar un desafío social en una oportunidad

Europa tiene un problema de residuos textiles de 7-7,5 millones de toneladas, de las cuales en la actualidad solo se recoge el 30-35 %.

Según la ambiciosa ley europea de residuos, todos los Estados miembros de la UE deben recoger por separado los residuos textiles en dos años y medio. Si bien algunos países están diseñando esquemas para afrontar el desafío de la recolección de desechos, actualmente no existe un plan a gran escala para procesar los desechos.

La mayor fuente de residuos textiles (85 %) proviene de los hogares privados y aproximadamente el 99 % de los residuos textiles se fabricaron con fibras vírgenes.

“Evaluamos que para alcanzar una tasa de reciclaje de fibra a fibra de alrededor del 18 al 26 por ciento para 2030 se necesitará una inversión de gasto de capital en el rango de 6.000 millones de euros a 7.000 millones de euros, en particular para ampliar la infraestructura suficiente de clasificación y procesamiento. El valor económico, social y medioambiental que se podría realizar suma potencialmente un impacto anual de 3.500-4.500 millones de euros para 2030”, subrayan desde Euratex.

La industria del reciclaje textil en Europa podría alcanzar beneficios económicos, sociales y medioambientales de entre 3.500 y 4.500 millones de euros en 2030

Una vez madura y escalada, la industria del reciclaje de textiles podría convertirse en una industria rentable con un tamaño de mercado total de 6 a 8 mil millones de euros y alrededor de 15.000 nuevos empleos directos para 2030.

Ante el desafío de los residuos textiles europeos y para finalmente activar la economía circular en el sector textil a gran escala, EURATEX, en colaboración con sus miembros, lanzó la iniciativa ReHubs en 2020.

En junio de 2022 se ha completado el primer estudio maestro tecnoeconómico (TES) de ReHubs y se subrayan las cifras clave, las opciones para colaborar en una solución a nivel europeo.

Próximos pasos de la iniciativa ReHubs

En esta etapa el trabajo conjunto allana el camino para:

Una hoja de ruta europea de reciclaje textil que propone objetivos y resultados clave para reciclar fibra a fibra 2,5 millones de residuos textiles para 2030

Un centro de colaboración líder con grandes actores y pymes de toda una cadena de valor de reciclaje textil europea ampliada

Una primera cartera concreta de cuatro proyectos de lanzamiento:

  • Transformar los residuos textiles en materia prima
  • Aumentar la adopción de fibras recicladas mecánicamente en la cadena de valor
  • Ampliar la capacidad resolviendo desafíos técnicos para el reciclaje termomecánico de textiles
  • Crear una colección cápsula con productos reciclados posconsumo

El primer proyecto aborda las tecnologías de clasificación actuales que tienen límites para identificar materiales con suficiente precisión para los procesos de reciclaje circular posteriores. El proyecto Transformar residuos en materia prima se centrará en desarrollar y escalar aún más dichas tecnologías de clasificación. El grupo de proyecto liderado por Texaid AG tiene como objetivo construir una primera instalación de 50.000 toneladas para fines de 2024.

¿Qué es la iniciativa ReHubs?

La iniciativa ReHubs reúne a actores clave europeos y mundiales para resolver el problema de los residuos textiles en Europa mediante la transformación de los residuos en un recurso, y para impulsar el modelo de negocio circular textil a gran escala.

Esta colaboración está destinada a convertir el problema social de los residuos textiles en una oportunidad de negocio y cumplir las ambiciones de la UE del Green Deal, de la recogida obligatoria de residuos textiles para finales de 2024 y la transición a la economía circular.

la industria del reciclaje de textiles podría convertirse en una industria rentable con un tamaño de mercado total de 6 a 8 mil millones de euros y alrededor de 15.000 nuevos empleos directos para 2030

En 2020, EURATEX lanzó la iniciativa ReHubs para promover la colaboración en toda la cadena de valor textil extendida y considerar todas las perspectivas sobre productos químicos, fabricación de fibras, fabricación de textiles, producción de prendas, venta minorista y distribución, recolección, clasificación y reciclaje de desechos textiles.

En junio de 2022, ReHubs completa un Estudio maestro tecnoeconómico (TES) que investiga información crítica sobre los datos de materias primas (residuos textiles), sobre tecnología, necesidades organizativas y financieras para reciclar 2,5 millones de toneladas de residuos textiles para 2030 y para lanzar ReHubs de manera efectiva.

¿Quién participa en la iniciativa ReHubs hasta ahora?

Para garantizar la inclusión y movilizar recursos, EURATEX ha establecido tres grupos de partes interesadas:

Un Consejo Empresarial que agrupa a empresas pioneras para realizar el estudio TES; un Foro de partes interesadas con un grupo más amplio de actores empresariales, académicos y de investigación que se ha reunido dos veces para compartir información de alto nivel y apoyar futuras colaboraciones, un grupo de trabajo de EURATEX con 14 asociaciones nacionales para revisar el progreso de los ReHubs y alinearse con los desarrollos de políticas e industrias a nivel nacional.

Publicidad
Artículo anteriorAsepri lidera el primer eVideo Commerce 360º de la moda infantil y la puericultura españolas
Artículo siguienteLycra pasa a manos de un nuevo grupo de accionistas