Publicidad

Partiendo de la premisa de que el sector textil/confección europeo necesita un apoyo urgente si quiere seguir siendo un pilar estratégico de la economía europea, el presidente de Euratex, Alberto Paccanelli, ha mantenido un diálogo constructivo con el comisario Breton para desarrollar soluciones rápidas y efectivas.

Según una encuesta reciente entre las empresas textiles y de confección europeas, las perspectivas a corto plazo para la industria son dramáticas: el 60% de las empresas espera que las ventas caigan a la mitad (y el 30% espera una reducción de incluso el 80%). El 70% de las empresas tiene serias limitaciones financieras y el 80% de la muestra ha reducido (temporalmente) la fuerza laboral, utilizando esquemas de desempleo temporal donde estén disponibles.

A largo plazo, han destacado que un plan estratégico debe respaldar el relanzamiento de la industria y mejorar la competitividad global

Las compañías de producción informan de problemas en sus cadenas de suministro, mientras que los minoristas enfrentan el problema de una “temporada de verano perdida”. 1 de cada 4 empresas está considerando cerrar.

Publicidad

Estas cifras dramáticas han sido presentadas por el presidente de Euratex, Alberto Paccanelli, en una videoconferencia con el comisionado Breton y otros actores clave de la industria.

Gran sentido de solidaridad

“A pesar de esta situación sin precedentes, la industria textil y de la confección europea respondió de inmediato a la situación provocada por el COVID-19. Más de 500 empresas reconvirtieron parte de sus sitios o invirtieron en nuevas maquinarias para producir mascarillas y prendas protectoras. Están mostrando un gran sentido de solidaridad y quieren superar la crisis”, ha subrayado.

Sobre este encuentro Alberto Paccanelli ha comentado: “Nos complace que el Comisionado Breton reconozca la importancia estratégica de la industria textil. Sin materiales textiles, no se pueden construir automóviles, máquinas o edificios, ni los artesanos, médicos o fuerzas de seguridad pueden hacer su trabajo en su totalidad”.

Medidas a corto plazo

Y añade: “Para salvaguardar la industria, se necesitan medidas a corto plazo, como acceder a la liquidez, reabrir tiendas lo más rápido posible (para crear demanda), garantizar un buen funcionamiento del mercado interno y evitar cualquier interrupción en los mercados de exportación. La Comisión también debe abstenerse de agregar cualquier carga regulatoria en estos tiempos difíciles”.

Las compañías de producción informan de problemas en sus cadenas de suministro, mientras que los minoristas enfrentan el problema de una temporada de verano perdida

A largo plazo, han destacado que un plan estratégico debe respaldar el relanzamiento de la industria y mejorar la competitividad global. “Las cadenas de suministro críticas deberían volver a Europa, y debemos garantizar la igualdad de condiciones en el mercado mundial y, especialmente, en los bienes importados. La innovación, la digitalización y la economía verde siguen siendo un objetivo para la industria, pero deben revisarse a la luz de un programa de relanzamiento para el sector”, subrayan.

“Las empresas europeas están mostrando un gran sentido de solidaridad al proporcionar prendas de protección y mascarillas de forma gratuita a las autoridades públicas”, afirma Alberto Paccanelli. “Le pedí al Comisionado que proponga algunas medidas, a corto y largo plazo, para relanzar la economía y mantener esta estrecha cooperación con los representantes de la industria”, concluye.

Publicidad