Publicidad

El Observatorio del Textil y Moda, creado por el Consejo Intertextil Español y la Confederación ModaEspaña, representa a toda la cadena de valor, desde las PyMEs hasta las grandes empresas como Inditex o Tendam.

Liderado por Adriana Domínguez (Adolfo Domínguez) y Juan Parés (Textil Santanderina), el Observatorio ha evaluado la situación del sector y ha concluido que es necesario un gran empuje económico para que las miles de empresas españolas dedicadas al textil y la moda puedan afrontar con garantías de éxito los retos que ha planteado la Unión Europea para los próximos años.

La reindustrialización y la sostenibilidad de su cadena de valor (diseño, producción, distribución, etc.) son tan solo dos de los retos a los que se enfrenta el sector para lograr establecer un modelo de economía circular e industria 4.0 en la mejora de su competitividad.

Publicidad

Es en este punto en el que entra en juego el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica, más conocido como PERTE. Esta iniciativa es la que permite acceder a los fondos Next Generation de la Unión Europea, con los que se quiere recuperar el tejido industrial del continente entero.

A través del Observatorio, toda la industria textil y de moda ha cerrado filas respecto a la importancia de desarrollar un PERTE específico para este sector que ya ha recibido varios reveses económicos entre la pandemia del Covid19 y la reciente crisis de precios de la energía, materias primas y distribución.

Conseguir la aprobación de un PERTE sectorial es fundamental a la hora de poder alcanzar los objetivos marcados por el Observatorio: posicionar a España como líder en clave europea de las iniciativas en materia de circularidad y reducción del impacto ambiental, impulsar el ecodiseño de los productos y mejorar los procesos industriales, reduciendo la huella ambiental, promover la figura de España como hub europeo en la gestión de residuos e incrementar la digitalización vinculada a estos procesos.

Actualmente, la industria textil y de la moda, que representa el 2’4% del PIB, es uno de los principales motores sociales y económicos de la economía española, generando el 4,1% de empleo. El peso de la moda española en las exportaciones representa el 8,1% del total de las ventas de bienes al extranjero.

“A pesar de esta relevancia, es un hecho que el sector textil y moda ha tenido que librar duras batallas desde que se inició la crisis sanitaria y está en plena transformación hacia la economía circular de impacto ambiental neutro. El Observatorio considera que, para completar el proceso y asegurar la fortaleza de la industria textil y de la moda es imprescindible el PERTE, que supondría una inversión cercana a los 14.000 millones de euros”, concluye el comunicado.

Publicidad
Artículo anteriorSpring Fair & Moda continúan adelante con su edición de febrero
Artículo siguienteIfema Madrid confirma la celebración de sus salones de febrero