Publicidad

Esta semana, la Confederación ModaEspaña, el Consejo Intertextil Español (CIE) y la Asociación Española de Productos para la Infancia (ASEPRI), han trasladado al Ministerio de Industria una serie de peticiones para hacer frente a la crisis que la situación del coronavirus plantea a nivel empresarial y económico.

Declaran la necesidad de informar, con urgencia, la creciente preocupación en el sector sobre la infección de algún trabajador, la falta de materias primas, la paralización de unidades productivas, cancelaciones de pedidos e, incluso, el aplazamiento en el pago de los pedidos ya suministrados. Tratar, a fin de cuentas, “las consecuencias temporales sobre mercados y empresas que está generando la actual pandemia”.

Para hacer frente a las posibles repercusiones, las medidas sugeridas se han centrado en el empleo, la liquidez y la solvencia.

Publicidad

En materia de empleo, han propuesto “flexibilizar temporalmente los convenios colectivos publicados, a través de acuerdos extraordinarios entre organizaciones empresariales y sindicatos”.

Temen un escenario en el que las empresas se vean abocadas a realizar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y que esto suponga el cierre de muchas de ellas. Según explican, “además de los plazos y complejidad de su tramitación, implicarían el pago de las cuotas de la Seguridad Social de los empleados afectados”.

Para hacer frente a las posibles repercusiones, las medidas sugeridas se han centrado en el empleo, la liquidez y la solvencia.

Respecto a las cancelaciones de pedidos industriales iniciados y los aplazamientos en el pago de pedidos ya suministrados, entienden que “sería oportuno el establecimiento de líneas y/o avales específicos para la refinanciación del circulante de las pequeñas y medianas empresas en condiciones especiales que acompañaran las medidas fiscales de aplazamiento tributario anunciadas”.

Por otra parte, existe cierta incertidumbre acerca de la acumulación de stock por cancelaciones que, por el carácter estacional de la moda, no tenga salida en el futuro. “Para que nuestra industria pudiera hacer frente a este último escenario, entendemos que deberían arbitrarse medidas extraordinarias en el corto y medio plazo”.

Con las medidas económicas propuestas, las patronales pretenden paliar los importantes perjuicios que pueden derivarse sobre las pequeñas y medianas empresas de la Industria de la Moda.

Publicidad