Publicidad

El universo del calzado se está volcando en la lucha contra el covid-19. Por ejemplo, el tejido empresarial de La Rioja se está uniendo para producir material sanitario.

Empresarios y trabajadores de La Rioja se han puesto manos a la obra para fabricar material sanitario con el que dar respuesta a las necesidades para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Publicidad

En coordinación con las administraciones local y autonómica, decenas de empresas de la región, entre las que se encuentra Calzados Pitillos en Arnedo, se han organizado en una red de ayuda con una cadena de producción, asistencia y aporte de suministros, que trabaja codo con codo para donar y fabricar materiales de protección e higiene tales como mascarillas, guantes, batas impermeables, batas desechables, buzos, gafas, calzas o soluciones hidroalcohólicas.

En un ejemplo de que la unión hace la fuerza, ya que las empresas implicadas son de muy diferentes sectores: calzado al completo, donde se encuentra Calzados Pitillos, pero también el textil o incluso el del mueble.

Cada compañía aporta lo que puede y sabe, con las máximas garantías de su experiencia y de su situación a la vanguardia de la industria española. Al empuje de este gran proyecto también se han sumado cientos de trabajadores de manera voluntaria.

Esta iniciativa da respuesta al esfuerzo del Gobierno de La Rioja por ofrecer soluciones, ante el aumento de pacientes ingresados por Covid-19 en la Comunidad, lo que hace preciso disponer de todo el material sanitario posible.

quince empresas del sector del calzado de Arnedo y más de cien trabajadores voluntarios colaboraron en la producción de mil batas de polipropileno hidrófugas reutilizable

Por poner un ejemplo, durante el pasado fin de semana, quince empresas del sector del calzado de Arnedo y más de cien trabajadores voluntarios colaboraron en la producción de mil batas de polipropileno hidrófugas reutilizables, coordinados por una empresa especializada en producir este tipo de producto para bomberos.

Pero, además de batas hidrófugas, la red de empresas de La Rioja colabora en la actualidad en prototipos para producir gorros, patucos, calzas, calzas altas y capuchones de uso quirúrgico. Del mismo modo, se está trabajando en la búsqueda de tejidos para fabricar mascarillas de uso sanitario que ofrezcan todas las garantías. El diseño de prototipos, cortes y cosidos cuenta con la supervisión de personal especializado de la Consejería de Salud de La Rioja, para asegurar que los estándares de calidad y seguridad son los que se precisan.

“Para Calzados Pitillos, es un orgullo compartir junto con el resto de las empresas implicadas la posibilidad de aportar su experiencia y solidaridad en unos momentos difíciles para La Rioja y toda España. Es la prueba de que, de esta situación, saldremos si nos mantenemos unidos”, subrayan.

Solidaridad desde Elda

Por su parte Unisa, la marca de calzado española, cambia la producción de za­patos por la de mascarillas sanitarias. Por ello, su fabrica situada en las oficinas centrales de Elda, ha parado su producción de zapatos para fabricar mascarillas sanitarias.

Desde hace dos semanas, los trabajadores de Unisa están fabricando alrededor de 1.200 unidades al día, que se donan 100% a diferentes asociaciones y hospitales.

Además, todos los días entregan mascarillas cortadas (para que puedan coserlas) y demás materiales a otras empresas, asociaciones y pueblos de la zona que también han ofrecido su ayuda.

De zapatillas hechas con impresión 3D a material sanitario

La empresa española Fick ha puesto el 100% de su maquinaria de impresión 3D a fabricar máscaras de protección y piezas de recambio para respiradores.

“Con estos elementos de protección, Fick quiere demostrar su apoyo a todos los grupos de sanitarios, farmacéuticos, trabajadores de supermercados y otros grupos que están muy expuestos y que son auténticos héroes”, subrayan desde la compañía.

Y añaden: “La fabricación de piezas consumibles de los respiradores hechas con impresión 3D dan a los hospitales velocidad y capacidad para una mayor versatilidad en cuanto al uso de estos mismos, pudiendo así mejorar la situación de pacientes en estado grave y crítico”.

“En este momento estamos fabricando con la mayor celeridad posible para poder ayudar a todos los que lo deseen. El reparto de mascarillas y piezas para respiradores se está haciendo directamente a los hospitales que lo necesiten, concluyen.

Publicidad
Artículo anteriorFespa España pone en marcha un banco de proyectos
Artículo siguienteLas empresas de AEC, a disposición de la Administración