Las empresas industriales debaten sobre cómo alcanzar el tamaño óptimo en el actual entorno de concentración empresarial

Las empresas industriales debaten sobre cómo alcanzar el tamaño óptimo en el actual entorno de concentración empresarial
Publicidad

El Fórum amec 2021 ha reunido a más de 400 directivos de empresas industriales internacionalizadas para debatir en un formato semipresencial cuál es el tamaño óptimo para la competitividad de nuestra industria, teniendo en cuenta que la PYME es la realidad mayoritaria y que nos encontramos en un entorno de concentración tecnológica, empresarial y del poder económico.

Las empresas industriales debaten sobre cómo alcanzar el tamaño óptimo en el actual entorno de concentración empresarial
Pere Relats, presidente de amec

El encuentro, desde el Paranimfo de la Universidad de Barcelona y moderado por la periodista Jèssica del Moral, se ha seguido mayoritariamente en streaming tanto desde diversos puntos de la geografía española como desde emplazamientos en todo el mundo en los que residen tanto filiales de las empresas industriales como colaboradores del ecosistema industrial.

“Se anticipa un 2021 aún más dinámico en fusiones, adquisiciones y pactos empresariales con el objetivo de alcanzar, entre otros, nuevos activos productivos. Las empresas debemos adaptar nuestras estructuras corporativas a las necesidades del mercado. Aparecen así aspectos relacionados con la consolidación en los mercados, la apertura de nuevas vías de negocio, la expansión de la base de clientes y el propio alcance geográfico”, ha explicado el presidente de amec, Pere Relats, en la apertura del Fórum. De esta forma, el Fórum ha servido para conocer que existen múltiples formas de crecer: mediante la internacionalización, la diversificación, en innovación, ampliando el margen de beneficio, mediante absorción, con la colaboración, etc.

Publicidad

Casos de éxito

Durante la jornada se han mostrado casos de éxito de empresas que han logrado crecer de forma óptima. Kerajet, por ejemplo, realizó su proceso de crecimiento a través de su internacionalización, como ha explicado su director general, José Vicente Tomás, que le llevó a instalar sedes en todo el mundo. Posteriormente, en 2015, el crecimiento se ha llevado a cabo mediante la diversificación de producto. Para el director general de Kerajet, la clave del éxito ha sido “seguir siempre únicamente la visión”, invirtiendo todo lo ganado en I+D y avanzándose al mercado.

La directora general de UNEX, Neus Mas, ha explicado cómo se puede crecer y ganar el tamaño óptimo lidiando con empresas pequeñas, medianas y grandes, y continuar siendo una empresa familiar 60 años después de su creación. Ha afirmado que una de las trabas mayores de crecer es la burocratización. Por ello, ha reivindicado que hay que mantener la agilidad en la toma de decisiones y la cercanía con el equipo. “En todo este tiempo hemos aprendido a ser humildes: en un mercado eres muy grande, pero cuando empiezas en otro eres el más pequeño”.

Crecimiento

Para Armando Ares, director de Relaciones con Inversores y Comunicación de Viscofan, “el crecimiento se convierte en algo exponencial”, porque conduce a seguir creciendo. Sin embargo, el objetivo es crecer de forma rentable y para ello es necesario “contar con una estructura de financiación sólida”. La fórmula de Viscofan ha sido aprovechar sus ventajas competitivas en los distintos mercados buscando oportunidades y llevando a cabo una mezcla de crecimiento orgánico e inorgánico.

Ares ha explicado la complicada adquisición de una empresa alemana de colágeno mayor que Viscofan realizada en los inicios de la expansión, que implicó un gran aprendizaje al tener que sumar una gran estructura y personal. Posteriormente, la empresa ha crecido mediante la internacionalización y nuevas adquisiciones, sumando 22 centros de producción en 19 países y una facturación de más de 900 millones. Para Ares, es imprescindible trazar una estrategia de crecimiento e ir adoptando nuevos modelos organizativos.

Formas de operar

A través de expertos de distintas partes del mundo, el Fórum ha mostrado que, a la práctica, existen múltiples formas de operar muy hábiles en el actual entorno de fusiones y adquisiciones.

El presidente de la Association for Packaging and Processing Technologies (PMMI), Jorge Izquierdo, que representa a más de 900 fabricantes y proveedores estadounidenses de equipos y servicios para la industria de envasado y transformación, ha explicado cómo las pequeñas empresas despliegan estrategias para hacer frente a competidores mayores, poniendo énfasis en su know how, trabajando en nichos específicos y externalizando la fabricación de partes de la maquinaria.

Thomas Waldmann, director de VDMA, asociación que representa a más de 3.200 empresas de la industria de ingeniería mecánica en Alemania -la asociación industrial más grande de Europa-, ha destacado que “las empresas pequeñas y medianas somos mayoría en Alemania y el modelo ha sido un éxito”.

Waldmann ha hecho hincapié en los retos que afrontan ante la digitalización y cómo se están transformando ante la necesidad de adoptar nuevos modelos de negocio.

Ha indicado que “existe una falta de sensibilidad a abrirse a nuevos socios”, un problema que no sólo puede atribuirse a la empresa pequeña y mediana española.

“La dimensión óptima es la que permite tener consistencia”

Para el consultor en estrategia, innovación y emprendimiento corporativo, Xavier Marcet, “la dimensión óptima es la que permite la consistencia, más allá del éxito”, aportando beneficios no sólo a la empresa sino también al entorno. Marcet ha diferenciado el crecimiento empresarial basado en un proyecto del de “determinadas operaciones que tienen como objetivo la dimensión, como las que protagonizan algunos fondos, y que convierten lo que era una empresa en un negocio”.

Las empresas industriales debaten sobre cómo alcanzar el tamaño óptimo en el actual entorno de concentración empresarial

Además del crecimiento inorgánico, “interesante pero muy complejo porque muchas veces uno más uno no suma dos”, Marcet ha detallado pros y contras de las numerosas vías de crecimiento (por margen, por intensificación del mercado, desarrollo de nuevos modelos de negocio, teniendo la tecnología como palanca, a través de spin off, de alianzas, mediante la aportación a la sociedad, etc).

“Para crecer con consistencia, sin ganar menos dinero, hay que seguir una estrategia, marcar prioridades, innovar y seguir aprendiendo, porque el mundo va cambiando”, según el consultor.

El foco debe estar puesto siempre en el cliente: “El riesgo de crecer es la burocratización, tener dentro de la empresa a personas que dejan de pensar en el cliente”.

El director general de Antonio Mengibar, Fidel Mengibar; la directora general de Grupo Benito Novatilu, Andrea Carandell; el director general de Multiscan Technologies, Álvaro Soler; y la directora general de Alfa Torres, Concha Fuentes han tratado a su vez aspectos clave como las barreras fiscales, legales y laborales al crecimiento, la necesidad de adaptación de la dimensión en un entorno VUCA, y el propósito de la empresa como motor del crecimiento. “No todo es tamaño, también es cuestión de visión”, ha afirmado Mengibar, que ha añadido que “tenemos muchas limitaciones, pero no más que nuestra competencia italiana”. Para Fuentes, “la normativa española, voluntariamente o no, haciendo diferencias entre grandes y pequeñas empresas provoca que haya empresarios que no quieran escalar para no seguir normas más estrictas”.

Crecer como industria y como país

“Tenemos que oír continuamente que debemos ganar dimensión, pero la realidad es que tenemos que ser competitivos en nuestra dimensión”, ha afirmado en las conclusiones del Fórum el director general de amec, Joan Tristany. En el proceso de crecimiento y el camino hacia la competitividad, “los casos de éxito han mostrado que ser una empresa familiar o una empresa pequeña o mediana no es determinante ni limitante”, ha incidido. “Hay que dirigirse, sin obsesión, hacia el tamaño óptimo, y hacerlo bien, porque existen riesgos y hay que controlarlos”. Para ello, ha añadido, “es imprescindible contar con capacidad financiera, acceso al talento y visión”. En todas las operaciones “se necesita un proceso de maduración, en un mundo que por el contrario evoluciona muy rápido”.

Asimismo, para Tristany, “hay que crecer no sólo como empresa, sino también como industria y como país”, recordando cómo la apuesta por la industria aporta un retorno al conjunto de la economía y del bienestar.

Mucho más allá de repensar la propia dimensión, Tristany se ha dirigido a los directivos para remarcarles la importancia de tejer una red nacional e internacional de colaboraciones empresariales. “Colaborando con otros logramos nuevos retos y proyectos que nos hacen competitivos”. En este sentido, Tristany ha avanzado que el objetivo de amec para 2023 es que su principal producto de valor será el propio dinamismo de la comunidad.

Publicidad
Artículo anteriorEl EU SME Centre y la AEI Tèxtils firman un acuerdo de colaboración
Artículo siguienteAsepri prosigue con su estrategia internacional off y online