Publicidad

El Grupo Lenzing ha anunciado otro avance para su tecnología pionera Refibra con la primera producción exitosa de fibras que utilizan residuos de algodón posconsumo como parte de la proporción de materia prima reciclada.

Actualmente, la tecnología Refibra se caracteriza por el reciclaje de una proporción considerable de los restos de algodón preconsumo provenientes de la producción de prendas de vestir y de la mezcla con pulpa de madera virgen, para producir nuevas fibras de Tencel Lyocell.

Publicidad

En septiembre de 2019, Lenzing anunció la primera fase de la actualización de la tecnología Refibra, aumentando hasta un 30 % la composición de la pulpa hecha con restos de algodón reciclados recogidos en el proceso de fabricación de prendas de vestir.

En la segunda fase, entre un 30 % del contenido de materia prima reciclada, Lenzing puede incorporar hasta un 10 % de los residuos de algodón posconsumo a la mezcla de materiales reciclados junto con los residuos de algodón preconsumo.

Con el creciente interés sobre el concepto de “economía circular” en todo el mundo, la producción a escala de las fibras de Tencel Lyocell que utilizan residuos de algodón posconsumo es un hito clave para la búsqueda de Lenzing de construir un ecosistema textil totalmente sostenible. La segunda fase de actualización de la tecnología Refibra ofrece enormes oportunidades de negocio y ayuda a impulsar un mayor desarrollo de la economía circular.

Lenzing considera que la creciente adopción de textiles reciclados es una parte esencial de la estrategia de crecimiento futuro de la industria de las fibras. Este modelo de producción de vanguardia puede ayudar a revolucionar la industria de la moda y potenciar a las marcas que buscan cadenas de valor textiles ecológicas. La visión de Lenzing es hacer del reciclaje de residuos textiles un proceso común, como el reciclaje de papel”, subrayan desde la compañía.

De acuerdo con el Objetivo 12 de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, Consumo y Producción Responsable, la visión clara de Lenzing es producir fibras con la tecnología Refibra utilizando residuos textiles posconsumo como materia prima. La posibilidad de utilizar prendas de vestir desechadas que consisten en una gama más amplia de materiales ampliará en gran medida la base de materia prima para el reciclaje textil. “Esta innovación es un paso revolucionario para abordar el problema mundial de la eliminación de residuos textiles. Al mismo tiempo, reduce la extracción de madera como materia prima y alivia la presión sobre los ecosistemas forestales del mundo”, subrayan.

Y añaden: “Nuestra visión incluye el reciclaje de telas y prendas de vestir de materiales propios de Lenzing. Lenzing es el primer productor de fibras celulósicas a base de madera que aplica el Estándar Global de Reciclaje (Global Recycling Standard, GRS) y el Estándar sobre Declaración de Reciclado (Recycled Claim Standard, RCS), lo que permite ofrecer una transparencia perfecta de los materiales utilizados durante la producción.

Elaboradas en un proceso de producción ecológico en ciclo cerrado, las fibras producidas con la tecnología Refibra son 100 % biológicas. Las fibras también presentan propiedades de mayor transpirabilidad, buen control de la humedad, tersura sedosa y resistencia.

 

 

 

 

 

 

Publicidad