Publicidad

El Clúster catalán de la moda Modacc y la empresa especializada en estudios de mercado Kantar han presentado el Panel de Consumo de productos de moda de 2020 (enero-septiembre), que incluye las cifras de venta de punto exterior de mujer, íntimo de mujer, íntimo de hombre, moda infantil, calcetería y baño.

En cuanto a las cifras acumuladas de enero a septiembre de 2020, ha habido una caída del 28,5% de la facturación respecto al año pasado; si en 2019 durante estos nueve meses el sector había generado un volumen de negocio de más de catorce mil millones de euros (14.207.830.000€), este 2020 ha caído hasta poco más de diez mil millones (10.160.960.000€).

La pérdida más significativa corresponde a aquellas categorías de producto más vinculadas a la actividad social y al ocio, como el baño, con un descenso del 41% respecto del año pasado, o el exterior de mujer, con una reducción del 28,3% en sus ventas globales, mientras que las categorías que menos pierden son la moda íntima de hombre (cae un 18,3%) y la de mujer (un 22’6%).

Publicidad

Si cogemos sólo los datos del tercer trimestre (de julio a septiembre), ha representado el 38,18% de la facturación acumulada del año 2020; con un volumen de negocio de 3.879.551.000€, un 15’9% inferior al mismo trimestre del año pasado, lo que indica una moderación de la caída.

De hecho, todas las categorías de producto consiguen, este último trimestre, moderar la caída negativa respecto la evolución acumulada. En casi todas, el volumen de ventas resiste mejor que la facturación, lo que refleja una presión de precios a la baja.

Los mercados de mujer (íntimo, punto exterior y baño) son los que más sufren esta presión a la baja de los precios. Por el contrario, la moda infantil y íntimo de hombre consiguen ser los mercados más “reactivos” el último trimestre, según concluye el informe.

El estudio también demuestra que el canal de venta on line y operadores como Amazon han sido los grandes beneficiados durante el periodo de confinamiento y las promociones on line destinadas a reducir el stock de productos de muchas marcas han afectado a los márgenes del sector de la moda.

Paradójicamente, el confinamiento también ha generado oportunidades en las tiendas de proximidad, acercándoles nuevos consumidores que tradicionalmente no visitaban este canal.

Con estos datos en la mano, el sector afirma que las ventas perdidas en lo que va de año ya son irrecuperables y recuerda que la campaña de Navidad representa un 30% de las ventas totales del año.

En cuanto a las cifras acumuladas de enero a septiembre de 2020, ha habido una caída del 28,5% de la facturación respecto al año pasado

En este sentido, el cierre de centros comerciales y la restricción de las actividades comerciales durante el último trimestre del año pueden abocar al sector a una situación catastrófica. Es por ello que el Clúster catalán de la Moda exige al Gobierno encontrar medidas que permitan preservar la salud y, a la vez, mantener una actividad económica segura.

El estudio de consumo de moda elaborado por Modacc y Kantar se ha hecho a partir del seguimiento de consumo semanal de 8.000 personas mayores de 15 años de la Península y Baleares, e incluye todos los canales de compra.

La presidenta del Clúster Modacc,  Arancha Algás, ha explicado que la cooperación entre el Cluster y Kantar “se ha hecho para poder obtener datos de consumo fiables y ponerlas al alcance de los socios para que puedan tomar buenas decisiones”.

A pesar de la preocupación por unos datos que muestran la profunda crisis que vive el sector de la moda, como muchos otros sectores de bienes de consumo, Algás se ha mostrado “esperanzada” por las oportunidades de salir adelante y superar esta crisis mediante la cooperación de los sectores público y privado.

Publicidad