Publicidad

Nextil, grupo propietario de marcas como Treiss, EFA, Ritex, SICI93, Playvest, Anna Llop o Dogi, obtuvo en 2019 un EBITDA de 3,01 millones de euros, esto es, 5,8 millones más que en el ejercicio anterior.

Los resultados operativos, teniendo en cuenta EBITDA y gastos extraordinarios, han mejorado en 7,64 millones de euros. Por su parte, la facturación del ejercicio creció un 30,2%, hasta los 95,4 millones de euros

Este resultado refleja la tendencia al alza de la rentabilidad del negocio de Nextil, motivada fundamentalmente por los buenos resultados de la Unidad de Prenda, que engloba los segmentos de mayor valor añadido y margen, a los que se está orientando la compañía.

Publicidad

se están desarrollando nuevos proyectos de tejidos reciclables y, no solo reciclados, como hasta ahora

El incremento de la rentabilidad se tradujo en una mejora de 0,8 millones en el resultado antes de impuestos, que fue negativo en 8,9 millones, al quedar afectado por las amortizaciones de las últimas adquisiciones y por la contabilización de deterioro de activos en los segmentos de menor crecimiento. Ambos son ajustes contables que no afectan a caja.

Respecto a la deuda financiera neta, se mantuvo en 49,3 millones de euros, en los mismos niveles del ejercicio anterior.

Resultados por unidades de negocio

La unidad de prenda aportó 53,8 millones de euros a las ventas del grupo, un 138,1% más que en el ejercicio anterior. El EBITDA de esta unidad de negocio en el ejercicio fue de 8,6 millones, frente a 1,2 millones de 2018.

Los resultados de la unidad de prenda, por tanto, han sido muy positivos, a pesar de la evolución negativa del segmento de “fast fashion” en el último trimestre del año. Aunque la compañía ya había orientado su estrategia al abandono paulatino del “fast-fashion” en favor de una estrategia “full-package” en segmentos de mayor valor añadido, la caída brusca del “fast fashion” se ha debido a que los principales clientes han trasladado su producción a Turquía, de forma repentina, a partir del cuarto trimestre del año, debido a la devaluación de la lira turca.

Este hecho no ha afectado solo a Nextil. Según datos del INE, ha supuesto una caída del 33,9% en la confección de prendas de punto en España en este periodo. Por tanto, eso demuestra que la estrategia de Nextil de concentrarse en segmentos de mayor valor añadido es acertada.

El grupo ya está implementando las medidas necesarias para reestructurar su capacidad productiva y comercial y adecuarla al nuevo escenario y a la nueva estrategia.

Las perspectivas de la unidad de prenda para 2020 son muy positivas, ya que se prevé la adquisición, ya anunciada y pendiente de cierre, de una de las empresas norteamericanas más importantes en la confección de prendas íntimas y “shapewear”, lo que permitirá ofertar prenda en los mercados europeos y norteamericanos como alternativa a las fuentes de suministro asiático actuales.

De hecho, en muchos de estos segmentos, cuyas fuentes de suministro han sido principalmente productores asiáticos, se está valorando la vuelta a la producción de proximidad, debido a tiempos de entrega más estables y predecibles.

A fecha de este informe, Nextil ya dispone de pedidos en firme en el sector lujo, baño y athleisure, por importe superior a 1 millón de euros, que sustituyen a fuentes asiáticas tradicionales de nuestros clientes; y se espera una consolidación de esta tendencia en los próximos meses.

Respecto a la unidad de tejido, los resultados todavía no reflejan los esfuerzos realizados en la mejora de la estructura del grupo, optimización de procesos e impulso comercial.

Los resultados operativos, teniendo en cuenta EBITDA y gastos extraordinarios, han mejorado en 7,64 millones de euros

Las ventas fueron de 43,9 millones de euros, un -11,2% menos que en 2018. La fuerte subida del precio del hilo en EE.UU. y la imposibilidad de repercutir dicha subida al cliente final, lo cual no fue posible hasta diciembre, ha provocado una pérdida inesperada de margen de -0,5 millones de euros.

El nuevo perímetro del grupo, con la incorporación de la capacidad productiva de prenda íntima y baño en Norteamérica, permitirá ofrecer a los clientes actuales y futuros una propuesta de valor basada en el “full package”, con tejidos fabricados en Greensboro o El Masnou, a precios competitivos frente a la oferta asiática.

Asimismo, en Europa se espera una recuperación de parte de los clientes medios activos en 2018, así como un incremento considerable en la oferta de tejidos para baño, mejorando la propuesta de valor para las marcas europeas afectadas por las roturas de cadena de suministro asiático.

Además, se están desarrollando nuevos proyectos de tejidos reciclables y, no solo reciclados, como hasta ahora, que juntamente con las técnicas de tintura, según tecnología Greendye, permiten ofrecer artículos diferenciados en el mercado del tejido, tanto de fibras naturales como sintéticas recicladas.

Sobre Nextil Group

Fundada en 1954 en El Masnou (Barcelona), cuenta con cuatro fábricas propias en España, Portugal y Estados Unidos. Con presencia comercial en los cinco continentes, Nextil confecciona tejidos y prendas para las principales empresas mundiales de moda en los sectores de moda, baño, athleisure y lencería.

 

 

Publicidad