Publicidad

El Grupo propietario de marcas como Treiss, EFA, Ritex, SICI93, Playvest, Anna Llop o Dogi, obtuvo hasta septiembre un EBITDA de 4,2 millones de euros, frente a la cifra negativa (-2 millones) del mismo periodo del año anterior. Eso supone un crecimiento de 6,3 millones, esto es, un 313,8%.

Este resultado refleja la tendencia al alza de la rentabilidad del negocio de Nextil, lo cual se consolida en el tercer trimestre, con un crecimiento del EBITDA de 1,3 millones de euros.

Respecto a la facturación, de enero a septiembre se registraron 71,9 millones de euros, un 27,8% más que en los nueve primeros meses de 2018.

Publicidad

Mejoran, por tanto, todas las variables de negocio por las medidas de racionalización de costes, la desinversión de la línea de “stock service” en 2018, la incorporación de SICI93 en el perímetro y la estrategia comercial dirigida a la propuesta de valor del tejido hasta la prenda.

Respecto a la deuda financiera neta, creció solo en 4 millones de euros, hasta los 32,4 millones de euros, a pesar de la financiación de las nuevas adquisiciones del grupo, así como de la mayor necesidad de circulante por el crecimiento del negocio. Las partidas fundamentales de la deuda a cierre de septiembre fueron las líneas de financiación a corto de circulante de 21,3 millones de euros y los “earn-outs” de la compra de SICI-Playvest por un importe de 8 millones de euros.

Resultados por unidades de negocio

Las ventas de la Unidad de Tejido alcanzaron los 10,57 millones de euros en el tercer trimestre, prácticamente la misma cifra que en el tercer trimestre de 2018, debido fundamentalmente a la coyuntura en Estados Unidos, con una caída generalizada del consumo que ha afectado a algunos de los clientes más significativos de Elastic Fabrics of America (EFA).

El EBITDA de esta Unidad también se ha visto afectado por el aumento de precios de la materia prima en aquel país. Así, tras un análisis de márgenes y precios de mercado, Nextil ha comenzado a aplicar una subida en los precios de venta de EFA, que será efectiva en los próximos meses.

En esta unidad de negocio se mantiene la apuesta por la solución “fullpackage”, fundamentalmente en baño y athleisure, lo que permite incrementar la presencia de Nextil en marcas internacionales del mercado mass market y premium, conforme a la estrategia de crecimiento prevista.

Por otra parte, la industrialización del proceso Greendyes en la planta de Barcelona ha llevado al desarrollo de una maquinaria específica diseñada para conseguir la más alta calidad y para poder replicar esta técnica tanto internamente como a través de futuras licenciatarias, lo que incrementa las posibilidades del negocio.

se espera que la tendencia ecosostenible tenga su gran impulso en 2020

Grandes marcas del mundo de la moda han mostrado ya su interés en este tipo de proceso, así como la voluntad de incorporar dicha tecnología en sus actuales plantas de producción.

Respecto a la Unidad de Prenda, la facturación se duplicó respecto al mismo periodo de 2018, hasta los13,38 millones de euros. La cifra de negocio creció tanto en TREISS, un 5,9%, como en SICI93, un 41,68%, y en Playvest un 28,66%.

El EBITDA de la Unidad de Prenda alcanzó los 2,78 millones de euros en el trimestre, frente a un valor negativo de -0,23 en el mismo periodo del año pasado. La cifra de EBITDA acumulado en los nueve primeros meses del año fue de 7,2 millones de euros, lo que significa una mejora en 7,51 millones respecto al mismo periodo del año anterior.

La labor comercial en esta unidad de negocio se está orientando a la apertura de nuevos clientes del sector premium, lujo y eco, con el fin de incrementar los márgenes gracias a la optimización de los costes que permite trabajar a un año vista, frente a los 45 días del “fast-fashion”.

Además, se espera que la tendencia ecosostenible tenga su gran impulso en 2020 con la integración del grupo desde el diseño del hilo y su elección, el control de todos los procesos de producción y la utilización de productos responsables.

 

Publicidad