Publicidad

La demanda creciente por parte de marcas de moda mundiales de implantar el proceso Greendyes en sus fábricas ha llevado a Nextil a ofrecer una nueva solución que permite extender a un mayor número de usuarios este proceso ecológico de tintura mediante el otorgamiento de licencias de uso.

En la actualidad Nextil, que tiene la exclusividad de esta técnica tras adquirir en abril el laboratorio de innovación Horizon Greendyes, se encuentra en negociaciones con marcas internacionales en Europa, EEUU y Asia y con empresas de tintorería para conceder estas licencias.

Nextil proveerá al fabricante de los consumibles necesarios para completar el proceso

La licencia consiste en una solución llave en mano: el fabricante adquirirá la maquinaria diseñada específicamente para este proceso, bien sea tintura en tejido o tintura en prenda.

Publicidad

Una vez delimitadas las necesidades del licenciatario, Nextil le dotará del equipamiento “hardware” y “software” necesarios, diseñado para el menor consumo de agua y energía posible, sin residuos químicos ni tóxicos. Este equipamiento funciona mediante programas específicos, en función del tejido base y del color elegido.

Asimismo, Nextil proveerá al fabricante de los consumibles necesarios para completar el proceso, es decir, las cápsulas de aditivos y pigmentos minerales y vegetales preparados por Nextil para cada fórmula concreta. De esta manera, como si se tratara de cápsulas de café, el licenciatario puede producir con la seguridad de obtener siempre el mismo color y mantener la calidad del proceso.

Además de iniciar el sistema de licencias, Nextil, que dispone actualmente de una línea de producción a pleno rendimiento en su planta de El Masnou (Barcelona), espera abrir una nueva línea de producción este año en la misma fábrica, así como otra en la de EEUU, para poder atender los pedidos crecientes tanto en el segmento de ropa como en el de textil hogar, es decir, para tejidos de punto, elásticos y pana.

Publicidad