Publicidad

Ante la compleja situación humana y económica derivada de la emergencia generada por la expansión del coronavirus SARS-CoV-2, Original Buff ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

“Esta medida responde a motivos de fuerza mayor a causa de la declaración del Estado de Alarma por parte del gobierno español que, de manera parecida a otros países europeos, ha supuesto que la mayor parte de tiendas de deportes – principales clientes de la marca – permanezcan cerradas”, subrayan desde la compañía.

El proceso se inició con efectos el viernes 13 de marzo de 2020, fecha en que la empresa ya anunció el cierre de las instalaciones – oficinas, planta de producción y almacén – de la sede central, situada en Igualada, una de las poblaciones más afectadas por el SARSCoV- 2 en Cataluña, y de sus tiendas.

Publicidad

Determinadas actividades se mantienen operativas gracias al teletrabajo

El ERTE afecta a un total de 162 personas, que representan el 71% de la plantilla. “Estas circunstancias extraordinarias requieren medidas inmediatas con el objetivo de preservar la seguridad y la salud de las personas y reducir la propagación del virus por un lado y, por otro, garantizar la viabilidad económica de la compañía y los puestos de trabajo”, destacan.

Y añaden: “Se trata de una medida flexible y progresiva que permitirá reincorporar personas en función de la evolución de la situación y de las necesidades de la empresa”.

Determinadas actividades orientadas a dar servicios mínimos a clientes y todas aquellas enfocadas a desarrollar los proyectos estratégicos de la compañía, se mantienen operativas gracias al teletrabajo.

Publicidad