Patronal y sindicatos europeos exigen medidas para salvaguardar las industrias y proteger los puestos de trabajo
Publicidad

Los interlocutores sociales europeos de los sectores TCLF han decidido unir esfuerzos ante la Unión Europea. La estrategia tiene como objetivo ayudar a estas industrias a llevar a cabo la transición verde y digital para poder hacer frente a la dura competencia mundial y a la vez, salvaguardar las industrias y proteger los puestos de trabajo en Europa.

La Comisión Europea actualizó la Nueva Estrategia Industrial de 2020: Construyendo un mercado único más fuerte para la recuperación de Europa, lo que hizo que los sindicatos del TCLF se unieran para trazar la estrategia específica. El 25 de mayo los representantes de los trabajadores de los sectores europeos del TCLF se reunieron con la Comisión Europea y tras debatir sobre el impacto del COVID-19 en los sectores se vio necesaria una acción firme de la UE. Finalmente se adoptó la Declaración Conjunta: La futura estrategia industrial del Ecosistema textil de la UE (sectores TCLF).

Retos

Los interlocutores sociales destacan la necesidad de un apoyo a nivel nacional y de la UE para ayudar a los sectores del TCLF a hacer frente a los retos derivados del COVID-19, mientras siguen enfrentándose a una fuerte competencia mundial.

Publicidad

Los interlocutores sociales apoyan la transición verde y digital de los sectores, pero insisten en concretar medidas europeas de apoyo para transformar a sus industrias.

Demandas conjuntas

Las demandas conjuntas incluyen plena participación con los interlocutores sociales tanto en la recuperación como en la transición de las industrias, el apoyo al Pacto por las Capacidades de la UE, una revisión del GSP que no afecte negativamente a los sectores y a sus trabajadores, el apoyo a la descarbonización de los sectores, la consideración de la legislación sobre diligencia debida y el diálogo con los Interlocutores Sociales previa a la Iniciativa de Productos Sostenibles de la UE y la Agenda del Consumidor para garantizar que todas las brechas políticas sean abordadas.

La próxima Estrategia de la UE sobre textiles debería representar plenamente las necesidades de todo el ecosistema textil de la UE.

Dirk Vantyghem

Director general de Euratex afirma: “Esperamos trabajar con los interlocutores sociales y las instituciones de la UE para poner en marcha una estrategia coherente y eficaz para nuestra industria. Necesitamos construir un nuevo modelo de negocio basado en la calidad, la sostenibilidad y la innovación. Nuestras empresas deben operar en mercados libres y justos”.

Carmen Arias

Secretaria general de la CEC comenta: “Representando a más del 95% de nuestros sectores, las pymes son el objetivo principal de la Estrategia Industrial actualizada. Necesitan apoyo financiero personalizado y de fácil acceso, así como medidas proporcionadas que les permitan liderar la doble transición. Podemos construir un ecosistema más resiliente garantizando que la especificidad y las necesidades de nuestras industrias sean consideradas en el desarrollo y la aplicación de la Estrategia a nivel regional, nacional y de la UE”.

Gustavo González-Quijano

Secretario general de Cotance subraya: “Las empresas y las personas que trabajan en el ecosistema TCLF de Europa sobresalen no sólo en la generación de riqueza y empleos para nuestra economía, sino también su creatividad es una característica cultural distintiva. Por lo tanto, es esencial que nuestros reguladores apliquen el máximo cuidado en la búsqueda de la combinación adecuada de incentivos y directivas para garantizar su desarrollo sostenible y que su servicio a la sociedad no se vea comprometido”.

Judith Kirton‐Darling

Secretaria general adjunta de industriAll Europe concluye: “Los sectores TCLF en Europa emplean a más de 2 millones de personas, y muchos de estos trabajadores desempeñan un papel crucial durante la pandemia COVID-19 mediante la producción de equipos de protección personal, como mascarillas y batas. Debemos a estos trabajadores en Europa que los sectores salgan de la pandemia dispuestos a afrontar la transición verde y digital que encabeza las ambiciones de la UE. Los trabajadores están dispuestos a hacer frente a estos desafíos y pedimos inversiones en las fábricas y en mano de obra para garantizar un futuro positivo y verde para las industrias TCLF en Europa, con empleos de alta calidad y bien remunerados para sus trabajadores”.

Publicidad
Artículo anteriorICEX, Foro de Marcas y Cámara de España lanzan una campaña de imagen internacional
Artículo siguienteGran éxito de participación en la primera convocatoria de propuestas de Galactica