Publicidad

La firma española de moda inteligente reactiva la producción en sus talleres de sus fábricas en España y Portugal, tras el parón por el COVID-19. Los talleres de Oporto y Ciudad Real vuelven a pleno rendimiento bajo un estricto protocolo de cuidado e higiene para todo el personal, respetando así las recomendaciones indicadas por los principales organismos de salud a nivel mundial.

El mercado del retail empieza a mostrar signos de recuperación tras el plan de desescalada español. Por ello, el taller de Puri y el taller de Filipe, han sido dos de los primeros proveedores con los que Sepiia ha comenzado su “vuelta a la normalidad” para poner de nuevo en marcha la fabricación de sus prendas (camisería, polos y camisetas tecnológicas). La firma cuenta con una red sólida de más de 15 proveedores, en su mayoría españoles, a excepción de uno en Portugal.

Publicidad

Sepiia trabaja con la gestión absoluta del producto: desde su origen con la materia prima hasta la confección final, lo que le permite trabajar sin intermediarios. Con su producción local y a través de sus proveedores que dan trabajo a 500 personas, Sepiia controla el cumplimiento, tanto de las condiciones laborales de los trabajadores de acuerdo a las normativas europeas como de los procesos de fabricación en cada uno de sus productos.

Federico Sainz de Robles, CEO de Sepiia, asegura que se siente orgulloso de fabricar en España. “La industria de la moda genera un gran impacto en las personas que hacen las prendas y quienes las compran. En Sepiia trabajamos para que el impacto sea positivo. Gracias a la tecnología de las prendas y a la confianza que nos transmiten nuestros talleres de producción, conseguimos el equilibrio perfecto construyendo el mundo de mañana”.

Publicidad