Publicidad

Nace en Roma, de la mano de la Comisión Europea, el Consejo Europeo de la Moda Ética, que reúne a las principales entidades de moda europeas y que tiene como objetivo promover una mayor conciencia ecológica y social dentro del mundo de la moda.

Turín y Sevilla han sido las ciudades elegidas para ser sedes de un organismo creado con carácter colaborativo entre los diferentes agentes que procuran conocimiento, dan a conocer la importancia de la implantación de sistemas más sostenibles para tomar conciencia de la importancia del cambio climático, de las condiciones laborales y la explotación en los centros de trabajo y los métodos de fabricación de los tejidos, entre otros conceptos.

Publicidad

El Centro de Enseñanzas Artísticas Superiores de Diseño de Sevilla, ESSDM, se convierte en la sede institucional de un proyecto que nace para promover las nuevas necesidades que reclama la sociedad, y su director general, Francisco Valderrama, ostentará el cargo de presidente de honor de la asociación.

Publicidad
Artículo anteriorYsabel Mora afianza su relación con El Corte Inglés
Artículo siguienteEl proyecto europeo Clamtex celebra su última reunión