Publicidad

La firma implanta en el Polígono las Quemadas de Córdoba un nuevo centro logístico de última generación y de 2.500 metros cuadrados para servir a su red de 31 puntos de venta físicos y a su tienda online.

Según ha explicado el director de Operaciones de Silbon y supervisor de este proyecto de ampliación, Juan Jurado, “la creación de este nuevo centro logístico viene de la mano del importante crecimiento experimentado por la firma en los últimos años, lo que nos lleva a reforzar nuestra red logística que siempre se ha caracterizado por ofrecer una respuesta casi inmediata tanto a los clientes de las tiendas físicas como a la tienda online”.

Y añade: “Hemos elegido el polígono de Las Quemadas, en primer lugar, porque la marca no se plantea salir de Córdoba capital y, porque dentro de las opciones que hay en la ciudad, este polígono es el que está mejor localizado para trabajar como centro logístico a tan solo cuatro kilómetros del hasta hoy único centro logístico de la marca, en el polígono Chinales”.

Publicidad

Gran paso expansivo

Con la puesta en servicio de la ampliación del centro logístico al polígono de Las Quemadas se da un gran paso expansivo con una nave en la que van ubicados el departamento de logística, la atención a pedidos online y el almacén destinado al stock de nueva temporada.

Las nueva instalación supone un aumento de metros cuadrados de la zona de expediciones, triplicándose el espacio playa y mejorando los procesos de recepción, salida y cross-docking que permitirá ganar en eficiencia y resultará clave, según ha comentado Jurado, para atender a los 31 puntos de ventas Silbon que a excepción del ecommerce y la tienda de París, están distribuidos por toda España con diez espacios Silbon en Andalucía, cuatro en Madrid  y el resto en ciudades como Zaragoza, Barcelona, Santa Cruz de Tenerife, Murcia, Oviedo, Salamanca, Valencia Badajos o Murcia, entre otras.

Otras ventajas

Asimismo, Jurado ha querido señalar otras ventajas de la nueva nave en el polígono Quemadas:  “Pasamos de cuatro a diez muelles para carga y descarga, cuatro de ellos para trailers, pudiendo utilizarlos simultáneamente para las distintas labores”.

Igualmente, se ha implementado un nuevo sistema de almacenaje mecanizado en dos plantas que supone “agilizar los procesos de recepción de mercancía y preparación de envíos, incrementar la capacidad de almacenamiento por metro cuadrado y permitir el mapeo de las ubicaciones de producto siguiendo recorridos lógicos, repercutiendo directamente en la productividad de los trabajos”.

Unas instalaciones que vienen a completar los 1.600 metros cuadrados del centro logístico que desde 2012 la marca ubicaba en el polígono Chinales, en donde continúan operativos por un lado el departamento de producción y diseño, y que además será el almacén de colecciones de otras temporadas desde donde se dará servicio a las tres tiendas outlet que la firma tiene en Córdoba, Málaga y Madrid.

Pablo López, CEO de Silbon

100 mil euros de inversión

Las obras de adecuación de la nueva nave en el polígono Las Quemadas comenzaron en noviembre de 2021 y han supuesto en torno a 100 mil euros de inversión, ha apuntado el CEO de Silbon, Pablo López, que con el plan de crecimiento previsto a dos años vista,  espera duplicar los puntos de venta de 30 a 60.

Un desarrollo que según el directivo va a conllevar igualmente “tener que triplicar el espacio de esta nueva instalación y cerrar uno de los dos bloques del centro logístico de Chinales, quedando operativos tan solo los 900 m² del cuartel general de Chinales y extendiéndose en consecuencia el Centro Logístico en las Quemadas a 6.000 metros cuadrados”.

Puesta en servicio gradual

De esta manera, su puesta en servicio será gradual y se estrenará con una de las tareas más importantes para la compañía cordobesa: la centralización de los pedidos para su red de tiendas e implementación de tecnología RFID o identificación por radiofrecuencia imprescindibles para una expedición rápida y lograr así unos costes optimizados en la cadena logística.

Esta expansión productiva de la marca no solo repercute en la ampliación logística sino también en el aumento de la plantilla que cerraba el año con 116 empleados y espera aumentar hasta 134, es decir, un 16% más durante el primer trimestre de 2022 e igualmente seguir en un porcentaje de crecimiento de personal similar para el próximo ejercicio.

Publicidad
Artículo anteriorMomad mantiene su apuesta por la moda sostenible
Artículo siguienteEcoalf sube la persiana en París