Publicidad

Los actores más destacados del sector textil se han reunido en Barcelona en el Texmeeting 2019, organizado por la Confederación de la Industria Textil (Texfor) y que este año se ha celebrado en el marco de la feria de maquinaria textil más grande del mundo (ITMA) y de la 080.

La internacionalización del sector ha sido la protagonista del encuentro con la vista puesta en las interrelaciones que este proceso conlleva con aspectos tan importantes como la digitalización, innovación, la sostenibilidad a nivel global y el reto que supone la trazabilidad para toda la cadena de suministro.

El evento ha contado con la presencia de destacados actores del sector textil

El presidente de Texfor, Josep Moré, encargado de iniciar el encuentro, ha dado paso al presidente de CEMATEX, Fritz P. Mayer, quien ha recordado la importancia de fomentar “la competitividad a través de la digitalización” y promover “constantemente al sector textil”.

Publicidad

La edición de este año ha contado asimismo con la presencia de miembros destacados del sector como el catedrático en economía de la Universidad de Barcelona, Juan Tugores, quien ha señalado varios retos a los que se enfrenta el sector: las cadenas globales de valor, recuperar una tendencia de apertura financiera, cambios geopolíticos, el envejecimiento de la población y el medio ambiente.

La internacionalización del sector ha sido la protagonista del encuentro con la vista puesta en las interrelaciones que este proceso conlleva

El director de Sostenibilidad de Euratex, Mauro Scalia, ha hecho hincapié por su parte en la importancia de eliminar barreras legislativas para fortalecer el comercio y la internacionalización de las empresas. En cuanto a la sostenibilidad, ha puesto en valor la necesidad de explicar mejor “qué entendemos por sostenible” cuando hablamos de un producto en concreto y ha vaticinado que las empresas no sostenibles seguirán “mientras sigan teniendo clientes”.

Por su parte Albert Espinós, CEO de Tropic Feel, ha reconocido que “muchas veces nos ponemos barreras a nosotros mismos. Hace falta más competencia y apertura, pero tampoco debemos olvidar que la tecnología que producimos en España tiene muy buena reputación internacional”.

 

Publicidad