Publicidad

Establecido en Lyon, Francia, Sartorius ya ha superado el cuarto de siglo en la empresa especializada en la producción de tejidos para ropa de trabajo, de la que ahora ya es merecidamente director general. Con un amplio abanico de responsabilidades, observa el futuro en verde ante un mercado que demanda una mayor sostenibilidad y con un plan de expansión que principalmente tiene a Asia en su punto de mira.

Usted es director general de una de las más importantes empresas textiles del mundo. ¿En alguna ocasión ha sentido vértigo por ello?

Soy muy afortunado desde que me uní a Klopman en 1995 y tuve la posibilidad de desempeñar roles importantes dentro de la empresa, incluido el de gerente de Ventas, gerente de Negocios y director de Ventas, y director de Cadena de Suministro antes de ser nombrado director gerente.

Creo que esta experiencia me ha otorgado una visión completa de los distintos sectores de negocio de la empresa y seguro que me será de gran utilidad para impulsar mis decisiones como director general.

Publicidad

El desafío de los próximos años será impulsar a la empresa hacia un mercado cada vez más exigente que demanda principalmente una mayor atención a la sostenibilidad y una cadena de suministro más reactiva.

Ventas. Finanzas. Marketing. Desarrollo estratégico.. Todo ello está controlado y dirigido por usted. ¿Cómo puede compaginar tantas responsabilidades? 

Tengo un equipo fantástico que me ayuda con competencia y dedicación todos los días. Son fundamentales para afrontar los retos que conlleva mi puesto.

Lleva usted colaborando con Klopman 26 años. Prácticamente el 60% de su vida laboral. Desde esta magnífica atalaya, ¿cómo describiría el paisaje?

Fue en 1967 cuando Klopman introdujo en Europa el concepto de tejidos de ropa de trabajo 65% poliéster – 35% algodón. Desde entonces, la empresa ha crecido hasta convertirse en el principal fabricante de Europa en la producción de tejidos para ropa de trabajo.

Durante los últimos 26 años la compañía incrementó año tras año su compromiso con la protección y sostenibilidad de los trabajadores y puso en el centro de su negocio algunos factores como el servicio al cliente, la innovación continua y la integridad empresarial.

No hay duda de que su gestión es fecunda y brillante. ¿Qué le queda por hacer?

Nuestros productos constituyen el resultado de la experiencia y la pasión por nuestro trabajo, pero si queremos mantener nuestra posición de liderazgo no podemos detener nuestro compromiso con la innovación, la calidad y la sostenibilidad.

Las personas que trabajan con nosotros son la clave para alcanzar estos objetivos. Es por eso que siempre nos comprometemos a seleccionar empleados brillantes y apasionados que quieran ser parte de nuestro equipo global y cohesionado.

65% poliéster/35% algodón. El equilibrio perfecto para fabricar ropa de trabajo. ¿Cuáles serían los porcentajes perfectos y de qué materias, para la dirección óptima de una empresa global?

Puedo decir que una combinación perfecta debería ser 33% ética, 33% transparencia y el resto dedicado a construir un gran equipo y escuchar las necesidades de los empleados.

Bill Klopman & DuPont lanzaron en 1960 la primera mezcla de poliéster del mundo, un  tejido para ropa de trabajo lavado de forma industrial. ¿Qué nos depara la Klopman del 2022? ¿Habrá alguna gran novedad? ¿Cuáles son los planes más destacados para el corto/medio plazo de la compañía?

Desde el año pasado Klopman forma parte al 100% de un grupo internacional encabezado por las familias Coisne y Lambert propietarias de TDV Industries, otra importante firma textil.

La integración entre estas dos entidades industriales es un gran desafío y estamos trabajando arduamente para desarrollar en un corto/medio plazo una planta de desarrollo global. El Grupo tiene un ambicioso plan de expansión que incluye nuevas adquisiciones para mantener nuestra posición de liderazgo en el mercado europeo, pero también para desarrollar aún más nuestra presencia en nuevos mercados.

klopman
Amaury Sartorius director general de Klopman
Tejidos para ropa de protección. para ropa corporativa, para ropa de trabajo. Distintos usos. ¿Distintas tecnologías? ¿Distintos mercados? ¿Cómo se organiza esta compleja gestión?

La protección de los trabajadores y la calidad sin compromisos han sido siempre nuestras prioridades durante más de 50 años de actividad y nuestra organización refleja estos importantes pilares. El mercado se vuelve cada vez más complejo y exigente. Los clientes y las regulaciones requieren productos más sostenibles, estándares de seguridad más altos, todo sin comprometer la comodidad y la durabilidad.

Nuestra respuesta a estos desafíos es una inversión creciente en investigación y desarrollo y una organización interna dinámica con la capacidad de responder rápidamente a las necesidades del mercado.

40 millones de metros de tejidos producidos todos los años. ¿También en 2020 y 2021 a pesar de la pandemia? ¿También en el futuro a pesar de la robotización?

A lo largo de las dificultades provocadas por la crisis sanitaria mundial, Klopman se ha desempeñado muy bien en el pasado año fiscal mostrando una fuerte solidez productiva y fiscal. Los principales impulsores de este logro son, sobre todo, los mayores volúmenes de tejido fabricado para el sector de la salud y la alimentación de acuerdo con las necesidades modificadas de la fuerza laboral en todo el mundo. La flexibilidad para adaptarse a las necesidades cambiantes del mercado, la sólida cadena de suministro, la atención constante a la calidad y la satisfacción del cliente son los factores clave de Klopman en el mercado y lo que nos ha convertido en líderes europeos en la producción de tejidos para ropa de trabajo durante más de 50 años. 

Usted se incorporó a la empresa en 1995. Y en 2016 se produce el affaire con la histórica empresa francesa TDV. ¿Nos puede explicar cuál es la situación actual de esta relación?

Klopman y TDV Industries ahora forman parte del mismo grupo internacional con una estrategia de desarrollo global que se basa en una fuerte coordinación y comunidad de objetivos y el respeto de las diversidades y antecedentes históricos de las dos empresas.

¿Cuál es la situación del universo del vestuario laboral/corporativo a escala europea?  ¿En qué subsectores de actividad prevén más crecimiento? Para ustedes el mercado español, ¿es importante?

Estamos convencidos de que 2021/2022 será un período de reinicio después de las dificultades vividas durante la pandemia. Algunos sectores como la salud y la alimentación tuvieron un buen desempeño y seguirán creciendo en el corto plazo. España y Portugal son mercados muy interesantes y prometedores para Klopman con un buen margen de desarrollo.

“Queremos incrementar día a día nuestro compromiso con la sostenibilidad”

¿Cómo está sobrellevando la compañía este tiempo de pandemia? ¿Tienen datos sobre los resultados de 2020? ¿Esperan un rebote fuerte en 2021?

Incluso si 2020 fue complicado para todo el sector textil, los resultados económicos muestran que Klopman es una empresa financieramente sólida. Observamos muchas señales de recuperación económica, pero es posible que el negocio no alcance en 2021 el nivel previo a la pandemia.

El futuro. Hasta hace pocos meses, parecía que prepararlo, afrontarlo, conocerlo era algo más predecible, fácil. Hoy el futuro se nos ha puesto complicado, entre la robotización, la distinta ubicación de los lugares de trabajo, unos parques de maquinaria con énfasis absoluto en la evitación de peligro para el personal que la usa. Todo ello, ¿les ha llevado a pensar en producir tejido para otros usos finales?

Klopman tiene una gama muy amplia de textiles que cubren una gran cantidad de aplicaciones de usos finales y desde nuestra fundación planificamos inversiones continuas en tecnología punta. Hoy en día con las nuevas adquisiciones que estamos planeando, en efecto, ampliamos en otros sectores nuestra gama de tejidos. Pero esta es una historia por escribir todavía.

Enlazando con la pregunta anterior y el futuro. Muchos ya dicen que será circular o no será. Sabemos de la inquietud de su empresa por el medio ambiente. Una demostración de ello es su nueva planta de cogeneración. ¿Qué otras medidas se van a poner en marcha?

Nuestro Grupo es parte de un importante proyecto que ofrecerá el próximo año una solución para producir textiles para ropa de trabajo, fuera de las prendas al final de su vida útil. Creemos que reducir el impacto ambiental a través de la economía circular es uno de los desafíos más importantes para el sector textil. Por eso estamos invirtiendo en muchos proyectos relacionados.

Además, nuestro departamento de I + D + i y nuestros ingenieros de producción trabajan constantemente para la minimización de sustancias tóxicas, alternativas a las materias primas existentes, reducción de residuos, reducción del uso de energía y energías renovables.

Su apuesta por el poliéster reciclado también es notoria. ¿Qué les ha aportado?

Creemos que un enfoque empresarial sostenible contribuye a nuestro éxito comercial en el mercado y los excelentes resultados obtenidos por nuestra gama Greenwear son una prueba de que Klopman está trabajando en la dirección correcta.

“Estamos convencidos de que 2021/2022 será un período de reinicio después de las dificultades vividas durante la pandemia”

Queremos incrementar día a día nuestro compromiso con la sostenibilidad ya que pretendemos no solo producir resultados económicos sino, sobre todo, ser un actor social capaz de mejorar la vida de las comunidades. Pensamos que como empresa líder en nuestro sector debemos representar un modelo.

Sus tejidos ofrecen una indiscutible calidad, durabilidad y protección excelentes. Pero también se observa una inquietud por aspectos, digamos, pendientes de la moda. La moda para la ropa corporativa es imprescindible. ¿Pero para la ropa de protección y trabajo se ha convertido en un buen argumento de ventas?

Nuestros tejidos se producen en más de 130 estilos diferentes en combinación con más de 130 colores activos y también se pueden desarrollar bajo demanda de acuerdo con las necesidades del cliente. Esto junto con nuestra amplísima gama de tejidos elásticos cubren las principales demandas que recibimos a diario del mercado en cuanto a moda se refiere.

Además de eso, Klopman colabora con algunas marcas importantes de streetwear o estilistas, por lo que somos muy conscientes de todas las necesidades del sector.

Klopman
Amaury Sartorius director general de Klopman
¿La producción de los Klopman Workwear y los Klopman Corporation se ha visto aumentada como consecuencia de más demanda para la protección del personal sanitario?

Si. Durante el confinamiento, Klopman continuó garantizando la producción de tejidos a todos los clientes y al personal sanitario involucrado en la primera línea. Fue un resultado fantástico el que alcanzó nuestra empresa gracias al increíble compromiso de nuestros empleados y proveedores.

Desde su fábrica de Frosinone sirven a toda Europa ¿disponen de otros centros de producción más ligeros y de menor dimensión para atender con más agilidad los pedidos? ¿Cómo organizan la logística? Disponen de una planta de producción en Yakarta. ¿Cómo se gestiona esta segunda unidad de producción y cuáles son sus principales objetivos?

Actualmente, una de cada tres prendas de ropa de trabajo en Europa se fabrica en la planta de Klopman en Frosinone, en el sur de Italia. Klopman mantiene su sede en Frosinone, Italia y tiene sucursales comerciales en Dusseldorf, Lyon, Moscú, Borås (Suecia), Dubai y Bangkok.

Nuestra logística es muy ligera e inteligente. Garantiza una respuesta rápida a las necesidades del cliente y un ciclo de producción continuo. La planta de Yakarta es estratégica para nuestra expansión en Asia, pero es completamente independiente como parte de la empresa conjunta con Argo Manunggal Textile.

¿En qué punto se encuentra la expansión global de la compañía?

Klopman tiene una posición de liderazgo en Europa y la empresa está explorando muchos mercados interesantes, en primer lugar en Asia. Esta expansión aumentará aún más el alcance internacional de Klopman, que en la actualidad incluye 72 países y una producción de exportación total del 94%.

Aprovechando esta modesta plataforma, ¿qué les dice a sus clientes, proveedores, empleados, colaboradores, que les complete su idea de la filosofía Klopman?

Podemos afirmar que la ética, la transparencia y la sostenibilidad son los pilares del desarrollo futuro de Klopman ya que pensamos que una empresa es ante todo un actor social. Estamos comprometidos con alcanzar no solo buenos resultados económicos sino también la conservación de una muy buena cohesión interna a través de una gran atención a nuestros empleados, una relación armoniosa con las comunidades locales y una sólida asociación con nuestros más de 300 proveedores locales. 


 

Esta entrevista se publicó en la edición 272 de la revista  Noticiero Textil correspondiente al mes de Julio. En el enlace y sobre la imagen puedes acceder gratuitamente a la edición completa.

 

Publicidad
Artículo anteriorEl Foro Momad 4.0 by Correos prepara un completo programa para impulsar el sector
Artículo siguienteLa digitalización, la necesidad inmediata del sector textil