Publicidad

Casi sin lugar a duda, Gary Adams es la personalidad más relevante e influyente del algodón en Estados Unidos. A sus responsabilidades anteriores en este campo se le añadió el pasado año liderar el U.S. Cotton Trust Protocol, una iniciativa que, mediante la recopilación y el análisis de datos, ofrece a las marcas y a los minoristas de todo el mundo la seguridad de estar usando un algodón más sostenible.

Seis años como presidente del Consejo Nacional del Algodón y ahora también presidente del U.S. Cotton Trust Protocol. Anteriormente otros trece años como vicepresidente. Además, usted representa a la industria algodonera en el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos de América) ¿Se puede decir que usted sabe más que nadie sobre algodón?

Puedo decir que he estado involucrado en el algodón toda mi vida. Como bien ha mencionado, en 2002 me incorporé al National Cotton Council of America, la mayor organización del sector en Estados Unidos de la que soy presidente desde 2015. Desde entonces, he trabajado para crear un consenso sobre las políticas que afectan al algodón estadounidense con la misión de ayudar a todos los segmentos de la industria del algodón a competir de forma eficaz y sostenible en el mercado global.

Publicidad

Además, desde el año pasado, he tenido la oportunidad de liderar uno de los proyectos más ambiciosos que hemos impulsado hasta la fecha, el U.S. Cotton Trust Protocol, que, por primera vez, proporciona datos cuantificables para medir la sostenibilidad del algodón estadounidense, ayudando a las marcas y a los minoristas a avanzar en sus estrategias de sostenibilidad.

En los últimos 35 años, los productores de algodón de EE. UU. han realizado importantes progresos en la reducción del impacto medioambiental, comprometiéndose a ir aún más lejos. Ahora, gracias al U.S. Cotton Trust Protocol, podemos poner sobre el papel todos estos progresos, establecer objetivos futuros y comprometernos a seguir avanzando.

Licenciado y Máster en Matemáticas Aplicadas y Doctor en Economía Agrícola. ¿Cuándo se enamoró de la flor del algodón?

Empecé mi carrera en el mundo universitario como investigador en el Departamento de Economía Agrícola de la Universidad de Missouri. Durante trece años estuve inmerso en el análisis de políticas y perspectivas de mercado para el Instituto de Investigación de Políticas Alimentarias y Agrícolas, también conocido como FAPRI.

Estados Unidos es el tercer país productor de algodón del mundo y uno de los más sostenibles

Estados Unidos ha sido tradicionalmente uno de los principales productores de algodón del mundo, pero no sólo eso, sino que las técnicas agrícolas estadounidenses se han diferenciado en las últimas décadas por su destacada apuesta por la sostenibilidad. Este era un campo único de estudio, así como uno de los más importantes para nuestra economía nacional. Después de esta etapa, tuve el placer de unirme al Consejo Nacional del Algodón de Estados Unidos, del que sigo siendo miembro en la actualidad.

Por su responsabilidad laboral no tiene más alternativa que defender al algodón norteamericano. Díganos qué tiene de mejor su algodón que el que se cultiva en India, China, Pakistán, Brasil, etc.

El algodón, sea de donde sea, es una materia prima ampliamente utilizada que consume recursos naturales, por lo que, por supuesto, cultivar algodón de manera más responsable y ecológica significa apostar por una buena agricultura y una gestión cuidadosa de esos recursos.

Los productores estadounidenses han trabajado durante décadas para mejorar la huella medioambiental del algodón producido en Estados Unidos. En los últimos 35 años, han reducido el uso de agua en un 79% y la energía consumida en un 54%; además, han disminuido las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% y el uso del suelo en un 49%.

En las últimas tres décadas, hemos reducido el uso del suelo en un 49%, lo que significa que la tierra se utiliza ahora de forma más eficiente

El U.S. Cotton Trust Protocol aprovecha el progreso de las últimas décadas para establecer objetivos formales y medibles para el futuro, con el fin de garantizar que los productores de algodón estadounidenses continúan avanzando en su compromiso con el cultivo de un algodón cada vez más sostenible. Por ello, con vistas a 2025, nos hemos propuesto reducir en un 18% adicional el uso de agua (este es uno de los seis objetivos clave de sostenibilidad del protocolo), que también incluye aumentar la eficiencia de la tierra en un 13%, aumentar el carbono del suelo en un 30%, reducir la pérdida del suelo hasta la mitad, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 39% adicional y reducir el consumo de energía en un 15%.U.S. Cotton Trust Protocol

¿Cuál es la relación entre el algodón estadounidense y el mercado español? ¿Están las marcas españolas adheridas al U.S. Cotton Trust Protocol?

Las empresas del sector están experimentando una transformación hacia modelos de abastecimiento más flexibles, con una demanda cada vez más volátil en un entorno en constante cambio. En este contexto, cada vez es más necesario contar con alternativas de abastecimiento fiables que garanticen que las materias primas que se adquieren cumplen con los parámetros de sostenibilidad exigidos. Hasta ahora, una de las principales barreras para conseguirlo ha sido la recopilación de datos. Las empresas de todo el mundo, incluidas las españolas, están sometidas a una presión cada vez mayor para demostrar sus avances en materia de sostenibilidad y, para ello, también es fundamental que se apoyen en socios que les ayuden a avanzar en este camino.

El U.S. Cotton Trust Protocol es una de las iniciativas que, mediante la recopilación y el análisis de datos, ofrece a las marcas y a los minoristas de todo el mundo la seguridad de estar usando un algodón más sostenible.

El algodón sostenible se integrará como un elemento principal de la moda en los próximos años

Gary Adams director general del U.S. Cotton Trust Protocol (USCTP) y presidente del Cotton Council Internacional
Gary Adams
director general del U.S. Cotton Trust Protocol (USCTP)
y presidente del Cotton Council Internacional

El protocolo cuenta con más de 450 marcas, minoristas, fábricas y fabricantes, entre los que se encuentran GAP, Levi-Strauss, Tommy Hilfiger y Calvin Klein, así como marcas europeas como Next y Tesco, que en España se conoce como The Food Company. Esperamos dar la bienvenida a las marcas españolas, ya que es un mercado muy importante para ver el progreso en términos de sostenibilidad dentro de la industria de la moda, tanto en Europa como a nivel mundial. Por lo tanto, Trust Protocol es una herramienta real e importante para las marcas y los minoristas españoles.

En todo el mundo uno de los términos clave es sostenibilidad. El Trust Protocol lo pregona en todos sus actos y manifestaciones. ¿En qué consiste la sostenibilidad que promueven? ¿Queda aún mucho camino por recorrer para que el algodón estadounidense sea el más sostenible del mundo?

Desde hace varios años, Estados Unidos es el tercer país productor de algodón del mundo y uno de los más sostenibles. El U.S Cotton Trust Protocol apuesta por un enfoque holístico con relación a las prácticas sostenibles, lo que significa que las técnicas y procesos que utilizamos son a menudo interdependientes y repercuten en más de un ámbito para lograr una producción más sostenible. Por ejemplo, aumentar la salud del suelo mediante cultivos de cobertura y labranza mínima no sólo es bueno para el propio suelo, sino que también puede permitirnos gestionar el agua de forma más inteligente y eficiente.

Si bien el algodón que se produce en Estados Unidos es uno de los más sostenibles del mundo, hasta ahora no contábamos con iniciativas que pudieran apoyar este progreso de forma tan precisa. Por ese motivo, en 2020 se puso en marcha el U.S. Cotton Trust Protocol, una iniciativa que respalda y verifica el progreso de la sostenibilidad del algodón estadounidense mediante objetivos cuantificables y verificables. Para ello, se utiliza una sofisticada recopilación de datos y una verificación independiente de terceros que ayuda a las marcas y a los minoristas a demostrar el progreso hacia sus propios compromisos y promesas de sostenibilidad.

Nuestro compromiso con el futuro es seguir avanzando para ofrecer un algodón cada vez más sostenible. Sabemos que podemos hacer más, por eso nos hemos alineado con los Objetivos Nacionales con cinco objetivos clave de sostenibilidad para 2025: reducir el uso del agua, aumentar la eficiencia de la tierra, aumentar el carbono del suelo, reducir la pérdida de suelo y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.U.S. Cotton Trust Protocol

Entre sus objetivos está reducir en un 13% la cantidad de tierra cultivable necesaria para producir aproximadamente medio kilo de fibra de algodón y también aumentar la eficiencia del uso del agua en un 18% por pulgada (3.785.000cm3) ¿Lo están consiguiendo?

De hecho, sí. El algodón producido por el U.S. Cotton Trust Protocol es uno de los más eficientes del mundo en cuanto al uso del agua. Dos tercios de la cosecha de algodón de EE.UU. sólo utilizan la lluvia natural para el cultivo. Optimizamos la gestión del agua mediante el uso de herramientas de programación del riego y la aplicación de energía a baja presión (LEPA). En los últimos 35 años, hemos conseguido reducir el uso del agua en un 79%, una cifra que pretendemos reducir en un 18% adicional para 2025.

Además, estamos aplicando técnicas para aumentar la salud del suelo mediante cultivos de cobertura y labranza mínima. Este tipo de agricultura nos permite aumentar el rendimiento de los cultivos y la absorción de nutrientes, al tiempo que se reduce el uso de agua y fertilizantes, la escorrentía de nutrientes y la pérdida de suelo.

En las últimas tres décadas, hemos reducido el uso del suelo en un 49%, lo que significa que la tierra se utiliza ahora de forma más eficiente. Nuestro objetivo se centra en mejorar esta cifra en un 13% para 2025.

El U.S. Cotton Trust Protocol ha anunciado la reciente incorporación de Levi’s. ¿Espera que se produzcan incorporaciones tan importantes en un futuro próximo?

En menos de un año hemos conseguido integrar a más de 450 marcas, minoristas, fábricas y fabricantes en el Trust Protocol. Gildan y PVH se encuentran entre los miembros más recientes de la iniciativa. Además, actualmente estamos trabajando con algunas de las principales empresas textiles y de moda, por lo que estamos viviendo un momento de expansión global con muy buenas expectativas de futuro.

Cada vez son más las marcas que buscan empresas textiles que puedan demostrar a sus clientes finales que utilizan algodón sostenible en su producción, y la adhesión al protocolo es una vía muy favorable de hacerlo.

Es inevitable hablar de la pandemia. Y de la moda postpandemia (si es que alguna vez desaparece). Por ejemplo, Saima Chowdhury, de Grey State, manifiesta su entusiasmo por el algodón de EE.UU. para hacer prendas muy cómodas y éticas. La forma de vestir está evolucionando debido al cambio en la ubicación de los lugares de trabajo. Se buscan formas de vestir más cómodas, más respetuosas con la piel, etc. ¿Es el algodón la fibra que más se beneficia de esto? ¿O también tienen un papel el lino, la lana, etc.?

El algodón es una de las principales materias primas utilizadas en la industria de la moda. Se trata de un material versátil, que se adapta a los cambios en las tendencias, un producto de origen vegetal, ligero y suave que puede utilizarse en casi cualquier prenda y en cualquier temporada.

Cuando hablamos de una prenda de algodón 100%, hablamos de comodidad y calidad. Una de las principales ventajas de este material es su transpirabilidad y control de la humedad, su capacidad aislante, ergonomía y adaptabilidad al usuario, sin olvidar también que es un material ecológico y ayudamos a reducir el impacto medioambiental.

¿Desde Trust Protocol han experimentado y detectado cambios en los grandes productores de moda, con relación al uso de algodón estadounidense para sus prendas?

Las marcas y los minoristas están sometidos a una inmensa presión para demostrar sus progresos en sostenibilidad y el cumplimiento de sus objetivos en este sentido. Hoy en día, no basta con que las empresas hagan promesas, también deben aportar pruebas fehacientes de sus progresos.

Los procesos de abastecimiento se están transformando para hacer frente al reto de la sostenibilidad global, por lo que es ahora cuando la industria del algodón adquiere un mayor valor social y empresarial. Las marcas y los minoristas buscan formas de demostrar que las materias primas que adquieren se cultivan de forma más sostenible, por lo que resulta fundamental asociarse con proveedores e iniciativas que les proporcionen información exhaustiva para demostrar sus progresos y ser más transparentes en sus cadenas de suministro.

Los procesos de abastecimiento se están transformando para hacer frente al reto de la sostenibilidad global

El hecho de que el U.S. Cotton Trust Protocol haya conseguido sumar más de 450 marcas, minoristas, fábricas y fabricantes de todo el mundo en tan solo un año demuestra el proceso de transformación que estamos viviendo en la forma en que las empresas están operando, con un enfoque más sostenible en sus procesos de abastecimiento y el uso de materias primas producidas de forma más sostenible.

En un mundo post-pandémico, ¿cree que el algodón va a incrementar su importancia al calor de las tendencias de moda que se observan actualmente? ¿Cómo ve el futuro del algodón a escala global?

Recientemente encargamos una investigación para ayudarnos a entender el impacto que tendría la Covid-19 en las iniciativas de sostenibilidad existentes, así como el futuro de los esfuerzos de sostenibilidad entre las marcas, los minoristas y la cadena de suministro. Uno de los datos clave que surgieron fue que casi la mitad (48%) de los encuestados dijo que sus clientes cambiarían a un competidor si su empresa no cumplía sus objetivos y compromisos de sostenibilidad.

Además, el mercado textil y la industria de la moda están cada vez más concienciados con la sostenibilidad, por lo que en el Trust Protocol estamos trabajando para poner en marcha medidas de mejora que ayuden a alcanzar nuestros compromisos y objetivos de sostenibilidad. Por este motivo, el algodón sostenible se integrará como un elemento principal de la moda en los próximos años, no sólo por la calidad del material en sí, sino por todo el impacto positivo que la producción y el desarrollo de productos basados en el algodón tienen a escala social, ética y medioambiental.

¿Cuál es el mensaje para los hiladores, tejedores, confeccionistas y retailers europeos para animarlos a producir, confeccionar y vender prendas con fibra de algodón estadounidense?

Si tengo que quedarme solo con un concepto, diría que la transformación de la industria de la moda hacia modelos más sostenibles de producción y consumo de moda solo es posible si todos, desde los productores hasta las marcas y los minoristas, participamos en la respuesta a este reto global. Elegir socios que nos proporcionen seguridad y fiabilidad en cuanto a la sostenibilidad de las materias primas que utilizamos es el primer paso hacia un modelo más sostenible.

El Trust Protocol se ha convertido en una de las iniciativas que da una respuesta más completa a esta realidad, y estamos seguros de que seguiremos sumando productores, marcas, minoristas y agentes de la industria de la moda comprometidos con el futuro del sector.


Esta entrevista se publicó originalmente en la revista Noticiero Textil correspondiente al mes de octubre. Puedes acceder a la edición completa clicando sobre la imagen.

Publicidad
Artículo anteriorLa firma gallega elPulpo prosigue su expansión de la mano de El Corte Inglés
Artículo siguienteGran Canaria Swim Week by Moda Cálida ultima preparativos