Publicidad

Líder indiscutible de su segmento a escala internacional, el salón ha vivido un 2015 muy intenso, con la creación de la marca Première Vision Paris y la introducción de nuevos espacios en su oferta. Para 2016 su director general adjunto, Gilles Lasbordes, prevé una mayor continuidad, aunque Première Vision no deja de introducir novedades como puede ser una mayor colaboración con el Instituto Francés de la Moda en pos de la economía de las materias creativas para la moda.

Tras un 2015 de bastantes cambios, ¿cómo se plantea la primera edición de Première Vision Paris en 2016?

La próxima edición de febrero se inscribe dentro de una continuidad del proceso que iniciamos en 2015, que estuvo marcado por la puesta en marcha de una oferta marcada por la transversalidad.
2015 ha sido también el año de la creación de la marca Première Vision Paris, un cambio muy importante con la nueva denominación de todos los salones que lo conforman.
Este pasado año también hemos creado un espacio dedicado al jeans bajo el nombre “Upper Jeanswear”, que ha permitido reunir la oferta de tejedores del denim. Un espacio muy diferente, eso sí, de Denim Première Vision en Barcelona. Se trata de dos salones complementarios.
Otra inciativa dedicada a aumentar la transversalidad del certamen ha sido “Shoe Focus”, un nuevo espacio y un nuevo foro dedicado a los componentes técnicos del calzado, y que volverá a formar parte de la próxima edición de febrero.
En esta próxima edición también contaremos con “Maison d´Exceptions”, con la mirada puesta en el gran lujo y en el saber hacer textil. Volverá a reunir a todos los profesionales que desarrollan textiles, accesorios, etc. de una gran creatividad.

¿Qué previsión nos puede hacer respecto a la presencia española en el salón tanto a nivel de expositores como de visitantes? ¿Cree que se puede incrementar?

Aunque aun no disponemos de las cifras definitivas porque estamos trabajando en la comercialización del salón, España es un país muy importante para Première Vision Paris. En la última edición ocupó el quinto lugar por número de expositores. Contar con un centenar de empresas entre hiladores, tejedores y, en general, de toda la cadena es muy significativo. Y en lo tocante al número de visitantes España alcanzó en septiembre de 2015 la cuarta posición en el ranking del salón.
Nosotros constatamos que España, tras haber sufrido la crisis económica más que otros países europeos y tener una elevada cifra de paro, se está recuperando. Por tanto, creemos que aun existe la posibilidad de que la presencia española crezca. No hay que olvidar que tener un gigante como el Grupo Inditex, que es un líder a nivel mundial, es un motor para otras muchas empresas textiles.

Publicidad

Recientemente Première Vision Paris ha estrechado su colaboración con el Instituto Francés de la Moda. ¿Nos podría explicar en qué consiste?

Hemos definido con el Instituto Francés de la Moda una tribuna sobre la economía de las materias creativas para la moda, que se establece con una duración mínima de tres años y que comienza el 1 de enero de 2016.
Tenemos el objetivo de estar lo más cerca posible de la evolución del sector y de adaptarnos a las necesidades de los mercados internacionales.
La investigación está orientada a la elaboración de un indicador económico internacional de la actividad de las materias (tejidos y cuero) para la moda creativa; sobre el análisis de la evolución coyuntural de la industria y el desarrollo de estudios específicos.
Esta nueva plataforma permite a la empresa trabajar con profesores especializados en uno de sus dominios de competencia, así como con estudiantes y antiguos alumnos.

¿Cuáles son las primeras acciones previstas?

Entre las primeras acciones a desarrollar destaca el Barómetro Première Vision-IFM, un barómetro de la actividad de la industria de las materias creativas. Se prevé que se lleve a cabo cada año. El primero se quiere presentar en la edición de septiembre de 2016 de Première Vision Paris.

¿Qué valoración hace de Denim Première Vision? ¿Se puede confirmar que el salón va a continuar en la capital catalana?

Sí, la intención es continuar en Barcelona; de hecho ya hemos anunciado las fechas de la próxima edición de mayo.
Lo cierto es que el salón funciona muy bien y la capital catalana es el lugar idóneo para celebrarlo. Desde que se trasladó a Barcelona ha mejorado sus cifras a escala global, con unos visitantes muy específicos: es una comunidad y los profesionales acuden. Se ha convertido en una cita imprescindible para el universo del denim. En definitiva, es un salón en el que hay negocio y muy buena convivencia entre los actores de una comunidad muy específica.

¿Cuál es su valoración de la primera edición de The Sourcing Connection?

Básicamente es el nuevo nombre, un “rebranding”, del salón que con anterioridad se denominaba Fatex, certamen que entró a formar parte del portfolio de Première Vision cuando adquirimos la división de Moda del Grupo Eurovet, conjuntamente con Made in France y Tissu Premier
Por tanto The Sourcing Connection es una evolución de Fatex al que hemos decidido cambiarle el nombre porque su oferta sigue ahora los códigos de selección que tiene Première Vision.
La oferta de este salón está conformada por expositores de la zona euromediterránea, Madagascar, Asia, etc. Hemos optado también por abrirnos a nuevos territorios.
Una de nuestras últimas iniciativas ha sido una presentación por universo de prodcto, teniendo en cuenta si es jeans, moda masculina, etc.
En el apartado de visitantes hay estabilidad en las cifras, incluyendo nombres de gran calidad e importancia.

¿Cuál es la situación de los otros dos salones adquiridos al Grupo Eurovet, Made in France y Tissu Premier?

Made in France se encuentra en el primer círculo de fabricación desde un punto de vista geográfico, ya que incluye casi exclusivamente a Francia. Es un salón que funciona bien, porque hay una verdadera necesidad de un certamen como este para que las marcas de lujo puedan tener una confección de proximidad que les aporte unos valores. No se trata de un salón de imagen, sino de un salón de negocio, en el que marcas de lujo y de alta gama buscan un saber hacer. Aparte de Francia hay otros países de proximidad representados, como Reino Unido o Bélgica, También hemos abierto el salón a otros tipos de saber hacer, como puede ser en bisutería, marroquinería, etc.

¿Y en el caso de Tissu Premier?

En lo referente a Tissu Premier se ha decidido en esta última edición de volver a reconcentrar la oferta en las primeras materias. Además, con una voluntad propia de ser un salón de impacto regional y no internacional. En este sentido está dirigido principalmente a los visitantes del Norte de Francia, aunque también acuden de otras partes del país. No hay, por tanto, ninguna vocación de convertirlo en un gran salón internacional. Se trata de un salón de proximidad.

¿Existe la previsión de aquirir otros salones en un futuro más o menos inmediato?

No tenemos la costumbre de anunciar adquisiciones, es la política de Première Vision. Igualmente hoy en día estamos focalizados en la gestión de los salones que conforman nuestro portfolio.

¿Que cree que debe seguir ofreciendo un salón textil para ser atractivo hoy en día?

Tomando como ejemplo un salón que conozco bien como es Première Vision Paris, le diría que es un salón técnico pero también de Marketing, de comercialización de producto. Y considero que es sobre todo pertinente en el mercado porque ofrece mucha información de moda. Ya desde su origen, el salón ha contado con un gran Foro de tendencias, con una buena presentación de producto. Y esa fórmula nos sigue acompañando hoy en día porque facilita la visita de los compradores. Première Vision Paris guía a sus visitantes en el descubrimiento de las tendencias. Y todos esos elementos nos hacen pertinentes, necesarios en el mercado.

Publicidad