Publicidad

Scalpers ha iniciado una nueva etapa, dejando de lado al multimarca y apostando fuertemente por las tiendas monomarca y el canal online.

¿Cuándo nació Scalpers y a qué target de público se dirige?

La marca y su comercialización como concepto de life-style nacen propiamente hace diez años. El abanico de público al que nos dirigimos es amplio; desde un chico joven con pasión por la moda hasta un caballero de unos 45-50 años que aprecia la variedad en nuestra oferta y la calidad.

Scalpers facturó 19,5 millones de euros en 2015. ¿Con cuánto cerraron 2016 o cuáles son las previsiones que tienen?

Cerraremos el año fiscal 2016-2017 dentro de un mes y esperamos clausurarlo con una cifra de negocio de 31,5 millones de euros.

Publicidad

En la actualidad, la marca se encuentra inmersa en un agresivo proceso de expansión. ¿Con cuántas tiendas han cerrado el ejercicio 2016 y cuál es la previsión de aperturas para 2017 y en qué mercados concretos?

Cerraremos el año con 88 puntos de venta monobrand entre tiendas propias, franquicias y córneres en Department Stores. Para el año 2017 esperamos un cierre en 45 millones de euros y llegar a la cifra de 100 tiendas con especial énfasis en el mercado francés y en las regiones de Latam y ME.

En este proceso, ¿contemplan la franquicia o solo tiendas propias?

Trabajamos con ambos conceptos actualmente y prevemos seguir haciéndolo.

Estados Unidos es el principal mercado de moda masculina en el mundo según un informe del ICEX. ¿Cuándo piensan entrar en ese país?

De momento no tenemos planes concretos aunque hemos tenido conversaciones para operar en el territorio. Actualmente la única localización que estamos ya explorando es Miami por su calidad de “espejo” para la región de Latam.
Estados Unidos es un mercado muy maduro en marcas masculinas y con varios competidores en nuestro segmento. Ofrece acceso a volúmenes inmensos —especialmente a través de Department Stores— pero el reconocimiento de marca antes de un desembarco es condición “sine qua non” para poder competir.

¿Cuáles son las principales dificultades que se han encontrado a la hora de abordar mercados internacionales?

En primer lugar el desconocimiento de marca. Somos una marca consolidada en España en el nicho de las marcas de life-style masculinas; sin embargo, en el extranjero somos nuevos y desconocidos.
En segundo lugar y al igual que todos los que buscan expandirse, nos encontramos con los costes estructurales asociados a cualquier operación internacional. Saber que, en el corto y medio plazo, no obtendrás resultados tan optimistas como en tu país te obliga a analizar exhaustivamente cada operación y apertura.
Por último, la competencia local. Cada país tiene, además de un sinfín de operadores internacionales, sus “local-héroes”.
De la misma manera que una marca extranjera masculina en un segmento de life-style que intentase entrar en España estudiaría con asombro fenómenos como el nuestro, nosotros también hacemos algo similar en cada país donde nos planteamos penetrar.

Evidentemente, la multicanalidad es más que patente en la estrategia de Scalpers. En este contexto, ¿cómo evoluciona el canal online y en cuántos países está activo?

El canal online nos ha sorprendido gratamente. Se trata de un medio en el que nuestro equipo de marketing trabaja intensamente y, a la fecha, los esfuerzos han mostrado sus frutos. Este año fiscal cerraremos la venta online de Scalpers con un crecimiento like for like contra el año pasado ligeramente superior al 100 %. Actualmente hacemos shipments a la mayoría de países de Europa.

¿Cuál es el papel del comercio multimarca en la estrategia de Scalpers? Hay firmas que producen colecciones exclusivas para el multimarca. ¿Scalpers lo hace?

Recientemente y como consecuencia de un cambio en nuestra estrategia de empresa, hemos tomado la decisión de retirar nuestros productos de la distribución multimarca. A partir de septiembre de este año, ya solo podrán adquirirse nuestros productos en tiendas monobrand y en internet.

Scalpers trabaja moda masculina. ¿Han pensado en entrar en el mundo de la mujer?

Es una pregunta que, ciertamente, nos hemos planteado en el pasado. De todos modos y en nuestra situación actual, tenemos mucho trabajo por delante con nuestra línea de hombre y con nuestra línea de niño, la cual, si bien es aún joven, está mostrando resultados muy positivos. Por lo que centrarnos únicamente en moda masculina es un valor de marca diferencial que forma parte de nuestra identidad respecto a otras firmas.

¿Cómo avizora el mercado de la distribución de moda en España?

En mi opinión España es un mercado que ha sufrido una transformación dolorosa en los últimos años. Los cambios en los hábitos de consumo como consecuencia de la crisis económica y la aparición de players del mundo del fast-fashion, han hecho que las marcas que nos encontramos justamente en medio (por encima del fast-fashion y por debajo del segmento del lujo), debamos reinventar nuestro modo de trabajar.
De todos modos España sigue estando en el top 10 de países en el punto de mira para muchas marcas internacionales. La recuperación económica, la variedad de calles comerciales con tráficos altos, los costes estructurales comparativamente inferiores al resto de los vecinos europeos y la existencia de una gran variedad de ciudades de nivel dos con poblaciones considerables, hacen de España un objetivo para la distribución retail. Y todo esto tan solo en el mercado del Brick & Mortar. El mercado online podríamos calificarlo —todavía— de “océano azul”.
En definitiva, un mercado optimista y con mucho que ofrecer.

Publicidad