Publicidad

La marca textil insignia de Lenzing, Tencel, celebra este año tres décadas de innovación en fibras sostenibles. Desde 1992, la marca Tencel invita a las empresas de toda la cadena de valor del sector textil a adoptar prácticas más respetuosas con el medio ambiente.

“Cuando creamos la marca Tencel hace treinta años, teníamos la intención de convertirla en un proveedor de soluciones para el sector textil”, afirma Robert van de Kerkhof, miembro del Consejo de Administración de Lenzing. “Desde sus comienzos hasta hoy en día, Tencel ha evolucionado de forma constante acompañando las tendencias del sector, ampliando los tipos de fibra y liderando las tecnologías digitales. Nos complace haber alcanzado este hito y esperamos impulsar una continua innovación y crear asociaciones más sólidas en los próximos 30 años y más allá”.

Tecnologías digitales que facilitan la trazabilidad

Tras el reposicionamiento en 2018, Tencel ha evolucionado de una marca conocida en la industria textil a una marca orientada al consumidor. Este éxito cristaliza en la colaboración entre Tencel y las más de 300 marcas de todo el mundo que apuestan por Tencel en cada campaña.

Publicidad

Más aún, las sólidas relaciones de Tencel con sus socios de las marcas y su compromiso de alentar a los consumidores para que realicen compras con conocimiento de causa se materializaron en 2021, con el lanzamiento de la tienda electrónica de Tencel, el primer canal de comercio electrónico creado por un fabricante de fibras sostenibles.

Tecnologías patentadas

Como parte de su estrategia digital first, la marca Tencel ha invertido significativamente en tecnologías patentadas orientadas a reducir el impacto medioambiental durante la producción textil; además, ha desarrollado plataformas para apoyar el momento sostenible de los grupos de interés. Desde la introducción de la tecnología de identificación de fibras hasta los servicios de licencias y certificaciones de tejidos que ofrece la plataforma de desarrollo electrónico de marca Lenzing, la marca Tencel ha jugado un papel clave en el avance hacia la total transparencia de la cadena de suministro.

“Tencel es el futuro. Más que una fibra, es una solución, puesto que Tencel es ya una parte importante para un futuro coherente en el sector textil, una fibra que se adapta a todo tipo de combinaciones y usos, con la trazabilidad y la sostenibilidad que necesitan tanto el consumidor como el planeta para un mundo mejor”, afirma Juan Parés Boj, CEO de Textil Santanderina.

Tencel también se ha comprometido a lograr el objetivo de cero emisiones netas para 2050

Cero emisiones

Además de impulsar la transparencia de la cadena de valor textil, la marca Tencel también se ha comprometido a lograr el objetivo de cero emisiones netas para 2050.

Asimismo, Lenzing, en previsión de la creciente demanda de fibras especializadas por parte de las marcas de consumo, ha estado reforzando sus capacidades de producción mediante un ambicioso plan de crecimiento. Esta iniciativa se verá impulsada por la apertura de la mayor planta de producción de Tencel Lyocell del mundo en Tailandia a principios del 2022.

Publicidad
Artículo anteriorScotch & Soda abre una flagship en Shanghai y acelera su crecimiento en China
Artículo siguienteTranoï Men recibe principalmente a compradores europeos