Publicidad

15.493 visitantes procedentes de 107 países asistieron a la segunda edición de Istanbul Fashion Connection. Más de 300 empresas mostraron sus colecciones en más de 15.000 metros cuadrados de espacio expositivo y brindaron información sobre sus colecciones y sus capacidades de producción en las áreas de moda femenina, masculina, infantil, denim, calzado, cuero y piel, lencería y ropa deportiva.

El papel central de Turquía en la industria internacional de la confección es indiscutible. Las exportaciones globales en el primer semestre de este año sumaron US$ 12,4 mil millones, lo que corresponde a un crecimiento anual del 11,6%. Solo en la UE, el total para este período es de 7.700 millones de dólares, un crecimiento del 14,7%.

Publicidad

Mustafa Gültepe, presidente de la Asamblea de Exportadores de Turquía e IHKIB, subraya: «Como IHKIB, hemos aumentado nuestro objetivo posterior a la pandemia. Queremos aumentar nuestras exportaciones de prêt-à-porter a 40.000 millones de dólares a medio plazo. IFCO será una de nuestras fuentes de motivación clave para lograr este objetivo».

Entre las ventajas competitivas que ofrece el país, apunta como las más destacadas: tiempos de entrega cortos, alta calidad de producción, empleados jóvenes y talentosos, la posibilidad de pequeñas cantidades mínimas de pedido, una industria vertical de textiles y prendas de vestir que permite «una ventanilla única».

El sector de la producción es una rama importante de la industria: más del 80% de las empresas en Turquía están activas en este campo. Grandes inversiones en el desarrollo de una producción sostenible y una economía circular de la confección continúan logrando que Turquía sea competitiva. El proyecto IPA-II, por ejemplo, impulsa la digitalización de la industria textil turca, con un presupuesto de 10 millones de euros apoyado y cofinanciado por IHKIB y la UE. El proyecto IPA-III para reducir la carbonización comenzará en breve.

Nilgün Özdemir, miembro de la junta del Comité de Sostenibilidad de IHKIB y director del Laboratorio Ekoteks, subraya la importancia de la producción sostenible para las empresas turcas. “Nuestras empresas tienen que cumplir con los más altos estándares para sus exportaciones, y la certificación es un aspecto clave para ellas”.

Entre los países o regiones geográficas que más visitantes han aportado a esta última edición cabe reseñar la UE, Reino Unido, los Emiratos, el norte de África y Estados Unidos.

Todos los canales comerciales estuvieron representados en la feria: desde grandes centros comerciales y grupos de grandes almacenes hasta mayoristas, cadenas minoristas internacionales, boutiques multimarca y plataformas en línea.

La próxima edición del evento se desarrollará del 8 al 11 de febrero de 2023, y sus organizadores prevén las presencias de más de seiscientas empresas.

Publicidad
Artículo anteriorDesigual fortalece su negocio digital en China y prevé hasta 60 aperturas físicas en el país
Artículo siguienteBlue Banana estrena tienda en el centro de Málaga