Publicidad

Inspirado por la libertad conceptual ilimitada de la ciencia ficción y por la herencia de innovación técnica de la casa, el director creativo Paul Andrew proyecta sus creaciones hacia el futuro para crear una visión alternativa para el presente en su colección para el otoño/invierno 21/22.

Impulsada por el optimismo y la esperanza, es una colección brillante y juvenil que interrumpe y mejora los motivos de uniformes del siglo XXI – de negocios, militares, nocturnos, deportivos- descartando todo lo que es anticuado. Esta colección está impulsada por la sensibilidad por el bienestar del medio ambiente.

Publicidad

Paul Andrew afirma: “En la moda, el pasado ejerce una gravedad que siempre nos atrae. Para esta temporada quería invertir esa física. El objetivo era diseñar una colección que vea el presente a través de un prisma del futuro, dando rienda suelta a una multitud de perspectivas originales. Los clásicos de ciencia ficción pre-millennial como Gattaca, Hasta el fin del mundo y The Matrix fueron, todos ellos, influencias cinematográficas: imaginaciones pasadas del futuro que han dado forma a la actualidad. Para esta colección Future Positive, imaginé los contornos estándar de los uniformes actuales como restos fosilizados de un pasado olvidado hace mucho tiempo, libre de toda asociación a una determinada clase, color o creencia”.

“Esta colección propone nuevos uniformes para un futuro utópico en el que la diversidad y la positividad se unen para transformar nuestro mundo en uno mejor. Como dijo una vez Salvatore Ferragamo de su propio trabajo, esta colección está dedicada a todos aquellos que deben caminar, en un momento en el que debemos estar unidos en nuestro propósito para reimaginar, reconstruir y progresar”, concluye.

Publicidad
Artículo anteriorNoticiero Textil marzo 2021
Artículo siguienteVestiaire collective anuncia una nueva ronda de financiación de 178 millones de euros