Publicidad

 

El dibujante y diseñador Lluís Juste de Nin (Barcelona, 1945-2020) ha fallecido a causa de un cáncer. Llegó al diseño de moda a través de sus relaciones familiares, y rápidamente advirtió que constituía la forma más feliz de aunar una licenciatura en Bellas Artes, una especialización en química textil y un inconmensurable amor por el dibujo.

En el universo de la moda su nombre está innegablemente unido a la empresa Armand Basi, en la que se integró en los años 70 y en la que pudo extrapolar estos múltiples conocimientos a una firma que constituyó uno de los principales estandartes del “made in Barcelona”.

Publicidad

En diferentes encuentros con NOTICIERO TEXTIL Juste de Nin desgranó alguna de sus convicciones más firmes, como que “solo subrayando nuestras raíces mediterráneas podremos llegar a ser profundamente universales”. O también que “si nos quedamos exclusivamente con la tecnología acabaremos elaborando prendas solo aptas para Robocops”. O que “en España no nos podemos permitir el lujo de organizar dos pasarelas”, en los tiempos en que convivían Gaudí y Cibeles.

En el año 2019 fue distinguido con la “Creu de Sant Jordi” de la Generalitat de Catalunya.

Publicidad