Publicidad

El casco viejo de Ourense acogió la presentación de la nueva colección de la marca en un desfile protagonizado por 60 modelos no profesionales. Es la primera vez en ocho años que la firma de moda de autor presenta sus nuevos diseños en un desfile, aunque en una nueva versión más enraizada en sus orígenes a pie de calle.

Personas de todas las edades y tallas (modelos no profesionales) han sido seleccionadas para mostrar la colección otoño-invierno 2019/20 de Adolfo Domínguez, en un espectáculo que ha incluido un grupo de pandereteiras y “perfomances” musicales y artísticas.

Adriana Domínguez y Adolfo Domínguez durante el desfile

El desfile recorrió 200 metros, desde la Praza de San Martiño, siguiendo por la Rúa das Tendas, Praza Maior y Rúa Arcedianos para finalizar de nuevo en la Praza de San Martiño.

Publicidad

Galicia ya fue la inspiración de la nueva era de Adolfo Domínguez en la colección 2018/19, con subcolecciones como Toxo, Fento o Cíes que lograron incrementar en un 6,4% las ventas comparables de la colección de mujer de la compañía en 22 países.

“En el sector textil, estamos obligados a transformarnos constantemente, pero hay algo que para las marcas de moda de autor nunca cambia: nuestra esencia, nuestro origen. El lugar tenía que ser Galicia y el sitio, Ourense”, explica Adriana Domínguez, consejera delegada de Adolfo Domínguez, quien anuncia que la marca realizará otros desfiles diferentes en varios lugares del mundo.

la marca realizará otros desfiles diferentes en varios lugares del mundo

La nueva colección ya está a la venta y se desarrolla alrededor del concepto del “gender fluid” o la no identificación de género, incluyendo algunas prendas que pueden ser utilizadas tanto por hombres como por mujeres.

En su último ejercicio completo 2018/19, el grupo Adolfo Domínguez facturó 111,9 millones de euros. La empresa cuenta con 387 puntos de venta en 22 países y emplea a más de 1.100 profesionales.

Publicidad