Publicidad

Invitado por la organización de la pasarela asturiana, Custo Barcelona ha llevado hasta Oviedo su positiva apuesta para este verano, una colección inspirada en una nueva conciencia surgida de las circunstancias en las que todos nos hemos visto sumidos y con un espíritu que persigue cambios.

Custo Barcelona cierra la Pasarela Campoamor con su colección de verano

El color es la genética de esta colección con el blanco como protagonista, mezclado con los neones, brillos y efectos ópticos creados con la superposición de diferentes texturas, así como la experimentalidad, tanto en los materiales como en las formas. La silueta se renueva creando ventanas que dejan ver el cuerpo, agujeros creados a base de un patronaje muy cuidado para renovar el concepto de sensualidad.

Publicidad

Piezas imprescindibles

Las piezas imprescindibles son los vestidos cortos y muy ceñidos, realizados con materiales experimentales en colores neón o transparentes, neopreno, nylon o lentejuelas de brillos nacarados. Estos se cubren con sudaderas deportivas con mensajes como Wake up world, Beauty of truth, Born fearless o Life storm de colores vibrantes, bordados y patch que añaden un nuevo estilo sin renunciar al comfort. No se pueden olvidar tampoco los bodycons, a medio camino en una pieza para el agua o para la noche más salvaje.

Publicidad
Artículo anteriorTexworld Evolution Paris ultima la edición de julio y anuncia la de febrero de 2022
Artículo siguiente080 Barcelona Fashion se celebrará en formato digital a finales de octubre