Publicidad

La diseñadora levantina ha creado su primera colección cápsula para bebés. Desde los seis meses y hasta los tres años, los diseños plasman el ADN de la casa.

La propuesta va desde peleles hasta blusas y cubrepañales, también vestidos, toreras, trencas, calcetines y capotas de punto teñido en los tres colores representativos de la casa: blanco crudo, rosa empolvado y azul cielo. Con la intención de asegurar un lujo asequible, la horquilla de precios va de los 65 a los 260 euros.

Publicidad

Entre los tejidos utilizados para la confección de las prendas de bebé, se encuentra el característico lino de la firma en tonos blanco, piedra y azul empolvado; también tules y forros de algodón e, incluso, croché en color blanco roto en superposición a linos rústicos generando, así, contrastes tanto en tonalidades como en tacto.

Para los detalles de las piezas, se han empleado superposiciones de puntillas que dan lugar a fajines y cuellos, así como terciopelo en color rosa empolvado para los cinturones, cintas y lazos.

Siendo una colección para los primeros años de vida no podía faltar el cuello de bebé, para el cual se ha utilizado un tul de plumeti en blanco roto combinado con puntillas de la misma tonalidad a modo de volante.

Una de las novedades de la colección de comunión de Hortensia Maeso para 2021 es la técnica del punto smock, también conocida como nido de abeja. Esta práctica se plasma en la colección cápsula de bebé. “Es una de las novedades de la marca y no podía faltar en estas piezas”, asegura la diseñadora.

Las ocasiones más especiales –el fuerte de la firma– no se descuidan: por ello, la diseñadora incluye tres diseños diferentes de faldones para bautizos confeccionados al detalle en seda bordada.

Publicidad