¿Es sostenible lo sostenible?

Será la conferencia de Madrid, será la imponente presencia de una niña que ha removido conciencias, será que más seres nos hemos apuntado al carro, o será que le hemos visto los dientes al lobo, pero lo cierto es que existe, por fin, una conciencia de lo que la humanidad se está jugando.

Y lo cierto es que todo el concepto “sostenible” “economía circular” etc., es una vieja canción a la que la sociedad e intereses económicos no había prestado ni poca ni mucha atención.

En 1798 Thomas Malthus publica una verdad que pasa casi desapercibida y le dice al mundo “La población crece más rápido que los recursos” (¡hace 221 años!)

Publicidad

En 1969 (¡hace 50 años!) aparece el término “desarrollo sostenible” en cátedras, foros, reuniones, casi clandestinas y por fin en 1987 (¡hace 32 años!) la Doctora Brundtland lanza un informe que pone a la sociedad verde. En todos los sentidos.

¿Qué hemos hecho en nuestro sector para colaborar en la mejora del medio ambiente?
Ahora mismo y desde hace ya algunos años hemos entrado en la fiebre del reciclaje, de la segunda vida de las fibras, de la reutilización.

Loable.

Pero… aunque lo que está haciendo el textil es positivo y quizás todavía corto en resultados, no existe medida importante que no tenga su cruz.

Si ¡por fin! lo último que vemos en Première Vision o en los salones y desfiles de prendas confeccionadas son fruto de fibras recuperadas, nos alegraremos muchísimo, pero… y no es mi intención echarle agua al Vega Sicilia, solo les recuerdo que por ejemplo 60 millones de personas dependen actualmente del cultivo del algodón y 4 millones de agricultores lo producen, solo en la India. Ahora añadan los que producen en Estados Unidos, China, etc.

Y así podría seguir con el lino, cáñamo, etc. producciones estas últimas que se manejan en países tan poco tercermundistas como Holanda, Bélgica, España, …

Así que la nula o escasa necesidad de fibras e hilos de “primera mano” en un futuro mercado textil no nos lleve a hundir economías basadas en buena parte en la producción de fibras naturales.

Es imposible casi de evitar. Nunca llueve a gusto de todos.

Publicidad