¿Por qué no funciona la tienda online de un pequeño comercio?

He oído varias veces entre algunos pequeños empresarios: “no vendo nada, montar una tienda online no tiene sentido para una pequeña pyme“.

Tras lanzarse al mundo del e-commerce e invertir tiempo y recursos en ello, se dan cuenta que no venden nada (o prácticamente nada) y una de sus argumentaciones es que “la gente no compra en Internet“. Nada más lejos de la realidad: cada vez se compra más vía online. Entre otras posibles causas, no venden nada no porque porque han obviado pasos claves en su lanzamiento.

El e-commerce es algo relativamente nuevo para algunos y no tienen porqué saber que una tienda online no funciona sola y que, con el mero hecho de publicarla, las ventas no van a llegar solas. Los profesionales que nos dedicamos de una manera u otra a ello lo sabemos pero el empresario medio español, ese autónomo que tiene una pequeña pyme o comercio, no tiene porqué. Muchos incautos hacen caso de los anuncios que ven en la televisión o del amigo que hace páginas web (que no les asesora bien) y se montan un e-commerce, creyendo que aumentarán sus ventas por Internet porque: “¡fíjate toda la gente que entra en Internet! ¡Un amigo de un amigo me ha dicho que la montó y se está forrando!“. El problema viene cuando han invertido tiempo y dinero en ello y no se ven resultados.

Publicidad

Para que un e-commerce funcione, a parte de publicar la tienda online y tener la infraestructura necesaria para dar el servicio, hay que invertir enmarketing online: en SEO, en SEM, en redes sociales, en contenidos propios (vídeos, blog…), etc. La mayoría de los pequeños empresarios no tienen porqué saberlo y no tienen en cuenta este aspecto. Cómo tampoco tienen en cuenta que hay que hacer un estudio y un plan de negocio para lanzar con éxito el proyecto ya que, aunque nuestro e-commerce se base en una actividad que ya estamos llevando a cabo, el negocio es distinto: hay más competencia, el entorno es distinto, el marketing no se hace igual, etc.

Al final, se trata de dar los mismos pasos que si se montara cualquier negocio “físico“: informarse y formarse bien, hacer un plan de negocio y estudiar la viabilidad del proyecto. La causa de que muchos no vendan no es que Internet no sea lugar para el pequeño comercio, sino que empezamos la casa por el tejado.

Publicidad