Será el 20 de junio

En esta jornada se inaugurará la decimoctava edición de ITMA.

Evento especial, difícil de homologar en otros sectores.

Horas, días, semanas, meses, años antes, más de diez mil profesionales, entre ingenieros, técnicos de variadas disciplinas, investigadores, expertos en marketing, ventas, etc. han estado trabajando duramente, para que más de mil seiscientas empresas, de cuarenta y seis países, pudieran ofrecer en una superficie de más de ciento diez mil metros cuadrados a más de ciento veinte mil visitantes, los frutos de sus trabajos.

Publicidad

Prototipos, máquinas ya en plena fabricación, estudios técnicos, y un mundo de contactos, intercambios, diálogos, un bullicio hasta el hervor, serán los protagonistas y la oferta de este encuentro que va más allá del concepto de feria, salón, mercado, ágora, para ser el epicentro de la mayoría de los expositores.

La ITMA es el corazón, el motor, el motivo por el que las empresas expositoras tengan asegurado trabajo, en muchos casos, durante años, debido a los pactos y ventas ocurridos durante el encuentro.

Desde 1951, año de celebración de la primera edición de ITMA hasta el presente 2019 Cematex, padre y madre del certamen, solo ha visto crecer a su hijo sano y robusto, y ya con sesenta y ocho años de vida es suficiente para entender que el sector textil mundial le debe al mismo una extraordinaria parte de su situación actual.

Es cierto que el sector ha variado, alterado en todas sus estructuras, en sus modelos, formas, tecnología, influencia medioambiental, etc., pero lo que no cambia es el peso, la importancia, que a lo largo de estos últimos decenios ha tenido en el mismo, el generador del certamen.

Bienvenida a la ITMA. Bienvenida ya que es seguro que los sectores de acabados, hilatura, tisaje, etc. en los próximos años podrán ofrecer al mundo tejidos y accesorios más prácticos, más ecológicos, más en la línea de ofrecer prestaciones, que hoy a la inmensa mayoría de ciudadanos les resultaría de ciencia ficción.

Publicidad