Publicidad

En un mundo cada vez más global la industria textil europea se enfrenta a una dura competencia a nivel mundial. Frecuentemente, se pueden encontrar países donde los menores costes de mano de obra o la laxa legislación medioambiental les permiten tener unos precios con los que se hace difícil competir.

La mejora en la calidad  y el desarrollo de nuevos productos textiles es la solución que han adoptado multitud de empresas europeas para hacer frente a este reto. Prueba de ello es la proliferación de empresas dedicadas a los tejidos técnicos o de altas prestaciones. Sin embargo, esto requiere una constante evolución e inversión para poder diferenciarse de otros fabricantes y encontrar nichos especializados dentro del mercado textil.

Publicidad

Conscientes de ello, Brückner, empresa especializada en la fabricación de líneas de acabado representada por Ferrer-Dalmau Textil en España, pone a la disposición de las empresas toda su tecnología y su experiencia para la mejora y desarrollo de nuevos tejidos.

En este sentido, en sus instalaciones de Leonberg, la compañía dispone de un centro tecnológico donde es posible realizar pruebas a escala de producción. Con una línea de más de 30 metros de largo, este centro tecnológico está equipado con las tecnologías más avanzadas en los campos del impregnado, recubrimiento, laminación y secado, permitiendo hacer las más diversas combinaciones de estos procesos con ejecuciones de temperaturas  de hasta 310ºC.

Las tecnologías más avanzadas en impregnación y recubrimiento

Respecto a las tecnologías de la impregnación y recubrimiento, la línea consta de un foulard y una unidad de recubrimiento. El novedoso foulard de aplicación mínima ECO COAT ofrece importantes beneficios tecnológicos y de ahorro de recursos. La unidad tiene una tina de depósito mínimo de aproximadamente 1,5 litros y permite aplicaciones tanto por una sola cara como por ambas caras del tejido.

El ECO COAT aplica el producto por medio de un rodillo dosificador con superficie granulada a un rodillo aplicador, y este, a su vez, lo aplica sobre una de las caras del tejido. El recubrimiento resultante se caracteriza por una humedad baja del tejido con una aplicación de hasta 40g/m2.

Cuando se desea hacer una impregnación a ambos lados, la tela es guiada a través de la tina. El rodillo dosificador granulado, junto con un rodillo de goma, forman la línea de presión y aplican el producto con la presión adecuada sobre el tejido.

Debido a la baja cantidad aplicada, los siguientes procesos tales como el secado o el curado tienen que evaporar menos agua con el consiguiente ahorro energético. Además, el contenido de la tina se puede usar prácticamente por completo, lo que significa que no se desperdicia ni  se debe desechar ningún agente químico.

La línea también consta de una unidad de recubrimiento OPTI COAT que permite realizar los siguientes procesos de recubrimiento:

Rasqueta flotante para aplicaciones de pastas o espumas (desde 5 a 50g/m2 en seco).

Rasqueta sobre cilindro para aplicaciones de pastas o espumas (desde 50 a 1000g /m2 en seco).

Rodillo dosificador para la aplicación unilateral de soluciones acuosas (desde 5 a 15 g/m2 en seco).

Recubrimiento mediante “Screen” para la aplicación unilateral de soluciones acuosas, pastas o espumas (desde 10 a 100g/m2).

Los procesos de secado curado y termofijado

Respecto a los procesos de secado curado y termofijado, la línea está equipada con una rame de cadena horizontal de última generación con una longitud de 12 metros y un ancho útil de trabajo de 240mm. La rame, además de una zona de sobre-aspiración en la zona de entrada que fuerza el aire a atravesar el tejido, tiene integrado un sistema de recuperación de calor que permite recuperar parte de la energía del aire de extracción para precalentar el aire que entra en la rame y reducirse de esta manera el consumo energético.

Por último, la línea dispone de una calandra de laminación a la salida de la rame donde se pueden laminar diferentes substratos.

“La combinación de todos los elementos descritos anteriormente hace que el Centro Tecnológico de Brückner sea uno de los centros de investigación textil más avanzados del mundo. Además, todo lo dicho más los elevados conocimientos técnicos de los expertos del centro ha propiciado que un gran número de empresas vean esta compañía como el socio perfecto para el desarrollo y testeo de nuevos productos que les permitan hacerse un hueco en un sector cada vez más competitivo”, subrayan desde la compañía.

“En este caso, desde Ferrer-Dalmau Textil actuamos como subsidirios de Brückner en España; por ese motivo tenemos acceso a estos recursos e instalaciones y podemosdisponer de ellas para mejorar la productividad y el I+D de tu compañía. Para más información sobre las tecnologías e innovaciones de Brückner, contacta con FD Textil a través de la web https://fdtextil.es/ o textil@ferrer-dalmau.com”, concluye el comunicado.

Publicidad