Publicidad

En los últimos años la tecnología móvil ha cambiado mucho nuestra vida cotidiana. Además con los años los smartphones han ido evolucionado mucho y se han creado muchas tecnologías nuevas. La gamificación es una de las mecánicas nuevas que se ha introducido.

La gamificación o gamification en inglés, es un mecanismo habitual en los videojuegos, pero en un contexto que no pertenece al mundo de los videojuegos para conseguir que los participantes lleguen a un determinado objetivo a través de la interacción o competición. Según estudios del sector, cuando a una actividad deportiva se le añaden componentes de juego, el rendimiento, la motivación y el disfrute de los practicantes aumenta.

De esta forma, las marcas deportivas pueden aprovechar esta técnica para generar experiencias más atractivas, que les permita atraer y fidelizar nuevo público, así como generar nuevas dinámicas entre sus usuarios. Algunos de los beneficios de la gamificación en el deporte son, impulsar la motivación, superación, el trabajo cooperativo y en comunidad.

Publicidad

La gamificación hace que las personas se motiven al introducirse componentes lúdicos

La gamificación consigue que la gente se motive al introducirse componentes lúdicos, que hacen que los usuarios intenten superarse viendo sus progresos, los cuales pueden ser compartidos con la comunidad; y superando retos al competir contra otros usuarios.

En este sentido, AITEX está trabajando en el proyecto Gamify con el fin de investigar y desarrollar textiles inteligentes para gamificación. El proyecto cuenta con el apoyo de la Conselleria economía Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball de la Generalitat Valenciana, a través del IVACE (Expediente: IMAMCI/2020/1).

Uno de los resultados principales del proyecto es un sistema inteligente mediante el uso de sensores de movimiento capaces de conocer la posición y orientación de las distintas extremidades del cuerpo con el fin de desarrollar una herramienta que permita la rehabilitación en caso de lesiones y la mejora del rendimiento deportivo.

Gamificación
Foto: Adobe Stock

 

Para ello, se desarrollará una aplicación, donde el usuario podrá realizar ejercicios de rehabilitación y de entrenamiento para comprobar en tiempo real si los está ejecutando bien o necesita mejorar la técnica. Este sistema de rehabilitación utilizará herramientas, técnicas y algoritmos de inteligencia artificial con el fin de modelar ejercicios de rehabilitación o entrenamiento deportivo.

Mediante el uso de estas herramientas, el modelo tiene cierta inteligencia y va aprendiendo y entrenando de manera automática, mejorando cada vez su precisión. De esta manera mediante el uso de camisetas y mallas con sensores movimiento inerciales integrados, IMU (Inertial Measurement Units), el usuario puede realizar los ejercicios mientras automáticamente los sensores mandan de manera inalámbrica los datos de posición de diferentes partes del cuerpo a la aplicación para dispositivos móviles.

Las marcas deportivas pueden aprovechar la gamificación para generar experiencias más atractivas

Los datos de los sensores son recopilados por el dispositivo móvil (smartphone o tablet) y la aplicación comprueba que los datos de los sensores coinciden con los del modelo. De esta manera se alerta al usuario de sí está realizado el ejercicio bien y en qué porcentaje.

Por otro lado, la aplicación dispondrá de un menú donde poder acceder a un histórico de datos y ejercicios y poder analizar el progreso durante el uso del sistema. La aplicación dispondrá de tres tipos de ejercicios básicos ya modelados y listos para su uso, pero al mismo tiempo permitirá al médico, fisioterapeuta o entrenador subir modelos de nuevos ejercicios para que el usuario los realice. De esta manera la App de Gamify es dinámica, permitiendo evolucionar en el tipo de ejercicios según las necesidades del usuario.

Dentro del proyecto Gamify también se está trabajando en el desarrollo de soluciones textiles de género de punto con sensores de presión que permitan detectar cuando un usuario presiona ciertas zonas del textil. Para ello, se está haciendo uso del equipo de tejeduría de punto por trama de última generación, tecnología versátil que permite la integración individual de cada hilo en lugares únicos designados en el proceso de diseño, gracias a su sistema de alimentación autárquica, permitiendo que cada guía-hilos se pueda mover de manera independiente.

Este sistema es muy adecuado para el desarrollo de tejidos sensorizados ya que permite la inserción de hilos conductores en los lugares deseados sin necesidad de procesos posteriores. Más concretamente, en esta línea se está trabajando en una pantalla textil con diferentes zonas luminiscentes de manera que se apagan al presionarlas. Esta pantalla textil permitirá realizar ejercicios de rehabilitación de tal manera que se vayan iluminando diferentes zonas aleatoriamente y el usuario deba ir apangándolas. Esto permitirá al usuario realizar ejercicios del tronco superior y poder mejorar la movilidad de los brazos y manos.

El proyecto Gamify también trabaja en el desarrollo de soluciones textiles de género de punto con sensores de presión

Para ello, se está trabajando en el desarrollo de tejidos de punto 3D, también conocidos como spacers, combinados con hilos conductores para integrar sensores de presión en superficies textiles.

Esta tipología de tejidos se caracteriza por ofrecer una estructura textil con volumen, es decir, una estructura compuesta por dos capas de tejido separadas por un núcleo de filamentos perpendiculares a estas.

Gamificación
Foto: Adobe stock

En estas capas son integrados hilos conductores en zonas simétricas, de tal forma que cuando el tejido está en reposo las zonas con hilo conductor están separadas por los filamentos, pero cuando se ejerce cierta presión sobre estas se produce una deformación de los filamentos y con ello el contacto de las dos zonas conductoras, pudiendo generar una señal eléctrica.

Además de las soluciones comentadas, también se está trabajando para desarrollar una colección de prendas para gamificación y deporte que permitan la inserción y extracción de los sensores de movimiento de manera fácil con el fin de posibilitar el lavado a máquina de la prenda. Estás prendas con marcado carácter deportivo serán ajustadas al cuerpo y de tejido técnico, de manera que permitan fijar los sensores próximos al cuerpo y que estos no se muevan durante la ejecución de los ejercicios y práctica deportiva.

En definitiva, el proyecto Gamify generará una serie de soluciones tanto textiles como electrónicas e informáticas que permitirán mejorar la calidad de vida de los usuarios al mismo tiempo que mejora su entretenimiento mediante la gamificación.

Publicidad
Artículo anteriorEurojersey introduce un nuevo tejido para prendas deportivas
Artículo siguienteCelebrado el tercer Encuentro textil en Albacete